Armenia, una herida abierta

Cien años después del primer crimen de lesa humanidad ocurrido en la historia moderna, el Museo Memoria y Tolerancia, a través de la exposición “Armenia. Una herida abierta”, busca explicar  paso a paso la historia de este pueblo,  las aportaciones de esta cultura junto con sus particularidades,  así como aclarar el proceso discriminatorio y las agresiones que llevaron a ese terrible desenlace. Disponible hasta septiembre.

Armenia. Una herida abierta.

El principal objetivo de Sonia Arakelian, curadora de la exposición y descendiente de inmigrantes armenios, es hacer eco del drama de las víctimas, recuperar los testimoniales de los sobrevivientes y reconocer las aportaciones que los armenios hicieron al llegar a México.

En las primeras tres salas se nos muestra el antecedente milenial de la cultura, su misticismo y papel dentro del imperio otomano, así como su relevancia al ser la primera civilización en aceptar el cristianismo. También tenemos un primer acercamiento al conflicto, revisando las causas inmediatas y una mirada muy general al desarrollo y desenlace. Los objetos son testimonio de su vida cotidiana, con increíble detalle gráfico se cuenta la historia mientras los datos duros los tenemos en los usuales paneles informativos.

Lo que sigue es un memorial donde se busca recrear una experiencia. Conviene tomarse un tiempo para escuchar de verdad e intentar abrirse al dolor ajeno.

En las últimas tres salas se juega con el tiempo usando desde la óptica de la comunidad internacional en la época y un video de testimonios de algunos sobrevivientes. También busca crear cercanía al mostrar el choque cultural de aquellos que vinieron a México y sus intentos por construir aquí más que un refugio, una comunidad.

Por último, Recuerdo y Exijo es un mural con citas sobre el tema de figuras como Obama, Hitler y el Papa así como los más recientes esfuerzos para que la tragedia sea reconocida por las autoridades turcas y no olvidado el dolor de todas esas personas.

//

Sitio oficial del museo.



Escritor, estudiante de comunicación. Fan de la vida, los libros, la música y un buen café.


Déjanos un comentario