Artic Bar

Amigos capitalinos, esta vez queremos recomendarles un lugar que va con la temporada invernal, y que mejor que ARTIC BAR, donde el hielo es el concepto clave, lejos de pasar frío vivirás el frenesí de la noche.

Ubicado en lo más popular de la Condesa, con una idea traída desde Finlandia, se destaca por ser el primer bar de hielo permanente en América Latina, ¡lo encuentras en la capital de México!

Karina Terrazas10888646_10203367018955471_8431697246854657994_n

Lo principal y para evitarte problemas, reserva tu lugar y el de tu(s) acompañante(s), si es tu cumpleaños, checa la página oficial, tiene promociones especiales

Lo ideal es que llegues temprano para revisar tu registro, pagar tu cover y subir al 2° piso del #73, sobre la calle Nuevo León y «drinks».

El acceso es a partir de las 9 pm. El ambiente se desarrolla bajo luces de colores, destacando el azul, perfectas para relacionarlas con el frío. Música actual combinada con un poco de la retro, entre ritmos que van en su mayoría electro, al pop y un poco de rock, a cargo de dos DJ, quienes se apropian de la música y hacen de ella una mezcla fluida y cargada de energía al calor de la noche…

LAS BEBIDAS

Como en todos los bares encontraras tequila, vodka, brandy y ron. Pero lo que hace diferente al Artic es su coctelería, entre los que destacan: «Honey Japanese» (whisky, licor de ciruela, limón y miel) en 130 pesos la copa, «Watermango» (vodka de mango, licor de sandía, hielo frappe y trocitos de kiwi) 135 pesos la copa.

¿Y EL HIELO?10891514_10203367018035448_430803561899712843_nEn punto de las 11pm, se abre el acceso a lo más esperado, ¡la cámara de hielo!

Ve por tu abrigo y entra por fin a disfrutar las maravillas del escultor del hielo, Aaron Costic. Aquí, se vive la fiesta a una temperatura que va de los -10 a los -15 °C, si tu propósito es estar un buen rato dentro de «La Nevera», ordena tu shot de: «Madonna» (vodka Finlandia, Bailey’s y licor de plátano) o el «Billi» (Jack Daniel’s, licor 43 de kahlua y leche).

Después baila y platica cuanto quieras, no olvides tomarte la selfie del recuerdo dentro de un iglú, detrás de las letras de love o en la barra con el logo del bar. Tal vez tengas la suerte de ser capturado por el fotógrafo y aparecer en el álbum en la página oficial.

Las figuras pueden cambiar, ya que su tiempo de vida es entre cuatro y seis meses, y están siempre listas para las fotos gracias a escultores mexicanos. Ya cuando no sientas los dedos de las manos ni de los pies, puedes regresar al bar y seguir bailando o ir a la terraza con vista hacia la calle Nuevo León.

No esperes hasta el siguiente año, todavía puedes festejar el fin de este y congelar un gran momento junto a una escultura de hielo en compañía de quien tú quieras.

destacada



La Guía Definitiva de la Ciudad de México


Déjanos un comentario