Museo del Chopo

Fotos: Mónica Valencia

El 10 de Septiembre a las 19:00 horas se inauguraron 3 exposiciones en el Museo Universitario del Chopo. “Horror en el trópico”, “Nada está inmóvil; todo se mueve; todo vibra” y “Correrías sin prisa. Las nuevas aventuras de Lázlo Lózla y la Banda Sin Fin” se unieron a la cartelera de opciones que presenta el recinto, con temas completamente diferentes que provocarán todo tipo de reacciones y que invitan a la reflexión gracias a su originalidad.

El equipo de Capitalino Errante se lanzó a descubrir zombies, asesinos seriales, tres cuerdas de diferentes características realizando un movimiento oscilatorio, y algunos títeres en movimiento gracias al uso de manivelas. Todos estos elementos encerrados bajo el mismo techo, ubicado en Dr. Enrique González #10 Col. Santa María la Ribera en la delegación Cuauhtémoc. La mejor forma de llegar en el transporte público es por metrobús: bájate en la estación Revolución de la Línea 1 y caminarás cinco minutos para llegar al lugar. El costo de la entrada a las exposiciones es de 30 pesos

Los tres estrenos se complementaron con otras exposiciones como “Arquitectura sin arquitectos”, que es una representación hecha con hilos de las viviendas en ciudades latinoamericanas, y “Jardín Nuclear”, un paseo que busca recrear aspectos de la visita de John F. Kennedy, otrora Presidente de EEUU, a México.

La música estuvo a cargo del D.J. Lord Fer, presente desde la inauguración hasta el cierre, amenizando el lugar con su sonido gótico que le dio la bienvenida a las nuevas exposiciones.

Una reflexión sobre la espacialidad y su temporalidad

“Nada está inmóvil; todo se mueve; todo vibra” de la artista Georgina Bringas se encuentra en el primer piso y llama rápidamente la atención por tratarse de tres cuerdas de colores girando sin parar, aunque no de manera aleatoria. La idea es que a través de esas oscilaciones que se realizan desde lo alto del techo del museo, la gente comience a percibir el espacio, tiempo y energía, resaltando que todo se encuentra en constante movimiento.

Los giros continuos y cíclicos de las cuerdas marcan el paso del tiempo, mientras que la posición vertical de éstas simboliza el espacio al representar las proporciones de tamaño del edificio. La alternancia de los colores al moverse genera una ilusión óptica difícil de ignorar en el espectador.

Georgina, Licenciada en Artes Pláticas en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda” nacida en México en el año de 1975 y miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte del FONCA, sugiere con esta pieza dinámica que si todo se encuentra en movimiento, el campo de representación en el arte también debe estarlo mediando su transformación constante.

Bringas se ha dedicado a investigar la percepción del espacio, el tiempo y sus representaciones plásticas utilizando elementos como video, dibujo y escultura, recibiendo reconocimientos a nivel nacional e internacional. Este nuevo trabajo suyo tiene por misión conseguir que conceptos abstractos como espacio y tiempo obtengan una visibilidad, como entender la diferencia de tamaños entre un humano y un edificio, concretamente el Museo del Chopo.

La mansión de la locura.

Mucho se ha hablado acerca del cine mexicano y su acercamiento con el género gótico. Uno de los precursores de este tipo de trabajos se llama Juan López Moctezuma con su film “La Mansión de la locura”, mismo que sirve de punto de partida para la exposición “Horror en el trópico” dónde se reúne la obra de 21 artistas contemporáneos relacionadas con temas como el mal, la locura, lo monstruoso y lo paranormal. Todo esto refiere a un análisis sobre los cambios que ha habido en el mundo gótico a partir de nuestra sociedad y la industria cultural.

Teniendo al escritor Edgar Allan Poe como referente -“La mansión de la locura” está basada en un cuento suyo-, esta sala representa un viaje por el lado obscuro del ser humano donde la ficción se conjuga con una realidad deformada. Representada por proyecciones de muchedumbres enfurecidas, ritos religiosos, pinturas, videos editados con películas de terror como Especies, Scream y Jennifer’s Body, representaciones de cabezas modificadas, ataúdes, una ciudad simulada por sombras que ha sido tomada por monstruos y una historia sobre el “Oráculo de Mayorga”, entre muchas otras cosas que los fanáticos a lo gótico no se pueden perder.

Como dato interesante, “La mansión de la locura” fue realizada en gran parte en el Museo Universitario del Chopo cuando este tuvo su periodo de abandono.

Pueden leer aquí la segunda parte de nuestra cobertura en el Museo del Chopo, donde incluimos la entrevista en exclusiva con Iker Vicente, creador de “Correrías sin prisa, las nuevas aventuras de Lázlo Lózla y La Banda Sin Fin”

[flickr_set id="72157647221176599"]



La Guía Definitiva de la Ciudad de México


Déjanos un comentario