Cuentos, taller y Facebook. Entrevista a Leonardo Garvas – Especiales

Cuentos, taller y Facebook

Entrevista a Leonardo Garvas *

por Fernando Vixtha

*Leonardo Garvas es director de la editorial “Disculpe las molestias, ediciones”. Actualmente imparte talleres de cuento de forma presencial y a distancia, y escribe para la revista virtual “El Cantor”. Participó en el libro “Al diablo adentro”, “El cuerpo remendado”, “Historias maravillosas”. Se pueden encontrar textos suyos en el blog “El puto sol en tu ojo” y en la página: https://www.facebook.com/GarvasLeonardo

Leonardo Garvas como editor y escritor

 

 “Yo fundé la editorial porque cuando entraba a las redes sociales (muy primitivas) en las que la gente subía cuentos yo me percataba que eran muy buenos, tenían calidad y muy buen nivel, pero estaban lejos de ser publicados. Entonces se me ocurrió la idea de publicarlos sin tener que pasar el proceso de premiaciones y reconocimientos para llegar a una editorial grande. Así los iba cazando.”




¿Qué busca Leonardo en un escritor?

“Siempre es algo muy intuitivo. Me gusta que tengan una propuesta, que sean originales. Que tengan conexión, que sepa que, una de dos: o van a gustar o tienen una propuesta valiosa, pero aparte que conecten conmigo, creo que eso es necesario.”

¿Cómo ha cambiado el Leonardo Garvas que fundó “Disculpe las molestias” al que decidió hacer la revista “Turgente”?

“En un nivel de riesgo, arriesgarme más a expandir una propuesta. Es algo más arriesgado, la revista se dedica a hacer algo que deberían hacer las instituciones; la editorial simplemente es un negocio más, la revista está actuando ahora por una carencia del Estado. El Estado no está difundiendo correctamente el arte, entonces es una especie de protesta.”

 “Escribir por no soportar la realidad, por ya no aguantar lo que se quiere decir, porque las entrañas queman, para explicarse, para dejar de ver, para ya no estar ciego, por llorar a chorros de palabras, por olvidar el olvido, para fermentar el dolor; escribir por mal hábito, por venganza, por vergüenza, por histeria, para callarse. Por el silencio. Por lo dicho. Llorar para cantar, bailar para confesarse, gritar de disimulo, escribir por renuncia. Todas las anteriores. Lee mi carta, siente lo que no te he escrito. Vayamos donde nosotros mismos no podamos alcanzarnos. Esta es tu frase. Lo que aquella vez dijiste. Por qué nunca me lo preguntaste.

Escribir por desvelo, por nuestro ser roto. Es hora de que me lo cuentes. Nunca debiste.

¿Podrías escribir conmigo? Es que mis letras ya no son lo mismo si no te pertenecen. ¿Empezamos de nuevo o volvemos al frío de hablarnos sin decirnos nada?”, Leonardo Garvas en Facebook, 4 de febrero de 2014.

 

¿En qué momento decides dedicarte a escribir?

“Yo estaba en la maestría de psicoterapia psicoanalítica y tenía ya muy presente la cuestión de escribir. Me acababan de otorgar la beca en la escuela de Mario Bellatín. Entonces yo ya había trabajado en psicología en recursos humanos y dando psicoterapia. Y en ese momento decido cambiar toda mi propuesta hacia lo literario y hacer lo otro como algo alternativo.”

¿Cómo intentan tus textos impactar en los lectores?

“Desde mi propuesta ética y estética sobre el arte; buscan confrontar a los lectores pero al mismo tiempo proponer y nunca caer en los facilismos. Si tengo que decidir entre algo que le gusta a alguien o algo que lo confronta, siempre me voy a lo que lo confronta.”

¿De dónde surgen las ideas de tus historias?

“Las pienso, de repente se me ocurren y fantaseo en la calle sobre cómo sería un personaje y poco a poco se va construyendo más y más. Difícilmente vienen de situaciones autobiográficas, es más de la fantasía.”

 

El taller de cuento de Garvas

“Lo voy a aclarar de una vez por todas, para que ya evolucionen. Publicar en la red no nada más es subir un texto y que la magia de la red actúe. Se trata de cuidar la calidad del contenido, difundirlo, moverlo en los espacios indicados, construir un prestigio, ganar lectores y personas que confíen en lo que haces. No es nada más poner cualquier mamarrachada y que la posibilidad casi infinita de lectores lo solucione todo. Hay que tener un rigor y parámetros. O sigan haciendo revistitas o blogs improvisados, que no persiguen ningún propósito o estándar. Así se les pasará el tiempo por la falta de concentración y visualización. Buen día y buena vida para ustedes.”, Leonardo Garvas en Facebook, 2 de agosto de 2014.

¿Por qué impartir un taller de cuento?

“Es una carencia absoluta de la técnica que existe en ese país lo que me incita a instruir un poco sobre lo que realmente se necesita en la cuestión literaria. Creo que también es una queja ante los otros talleres que existen, donde todo es demasiado ambiguo y nada es práctico y nada es técnico, entonces no son precisos.”

¿Qué siente Leonardo cuando un alumno llega al taller con un buen cuento?

“A veces, cuando veo que es resultado del trabajo que ha tenido en el taller, me da mucho gusto. A veces es por su propio talento y también me da gusto, pero es un gusto ajeno. Ahí me doy cuenta de que alguien tiene conocimientos para trabajar y quién ha mejorado por lo que hemos visto.”

¿Qué tan importante es para Leonardo, como profesor, la ortografía?

“La ortografía, como la puntuación y la redacción, las considero importantísimas. Cosas que casi no se abarcan en los talleres de cuento, donde no se les enseña a los escritores a manejar las herramientas elementales para comunicarse adecuadamente, impide que logren construir una historia adecuada, que se transmita el mensaje que quieren transmitir. Aunque yo, si leo un texto, como editor, que tiene faltas de ortografía no lo descalifico, siempre pongo por encima la historia que cualquier otro tema.”

¿Del tiempo que has impartido el taller, cuáles han sido tus mayores satisfacciones?

“Con los instructores y asesores ha habido varias satisfacciones, algunas de ellas son el progreso de los alumnos, la difusión artística, promover esta actividad contestataria y vanguardista, hay algunos que han ganado premios. Entonces ha habido varias satisfacciones y me gusta, me gusta mucho estar leyendo a los alumnos.”

 

El Facebook y el Satanás de Leo

Mejicanos, ¿qué tranza con ustedes y su violencia? Se supone que se mueren y van al infierno, no que nacen en él. Así hasta va a parecer premio que vengan acá.” En el perfil de satanás en Facebook, el 10 de septiembre del 2014.

 

“Facebook es una herramienta. Y lo que sucede con todas las herramientas es que siempre se culpa a la herramienta, es decir, tenemos un hacha y puede servir para crear una obra de arte o para matar animales. Facebook no es algo por sí sólo, es una herramienta que depende del uso que le vaya a dar cada individuo. Si un individuo le da usos a las redes sociales de idiotez, de  enajenamiento, es cuestión del individuo; si un individuo le da un uso inteligente, Facebook es una buena herramienta”.




¿Qué tanto hay de Leonardo en “Satanás”?

“Lo que me sucede con Satanás, como con varias de las páginas que tengo, es que la gente no logra visualizar que yo soy un escritor y yo creo personajes. Cuando uno crea un personaje a veces es normal que crean que uno es así, pero no se trata más que de eso, de un personaje. Todos nuestros personajes tienen algo de nosotros pero no somos nosotros. Citaría la frase de Fernando Paredes: yo no soy lo que escribo, tampoco soy lo que dicen que soy. Entonces sí hay parte de mí pero no enteramente.”

 

 

 

 

 



La Guía Definitiva de la Ciudad de México


Déjanos un comentario