Diarios de Ciudad – Del pueblo a la ciudad

 

EDER BAYUELO / @ederbay / ederbayuelo@capitalinoerrante.com

Del pueblo a la ciudad

Nacer en el Estado de México y viajar cada tres años al Distrito Federal era toda una aventura, contada desde el eterno traslado en camión al Toreo, pasando por numerar todas las luces de neón que sólo se veían si pegabas bien, pero bien la cara a la ventana del metro, hasta terminar dormido en el escalón de alguna casa en una colonia que tú jurabas era otro país, otro mundo… así empezó mi historia deefeña.

Mucho tiempo después, a los 14 años, la inercia escolar y las ganas de salir del rancho –vivía en una casita rodeada de muchas casitas en Cuautitlán Izcalli, nada de rancho-, me orillaron a venirme a estudiar a la Gran Ciudad, viajando todos los días tirando baba en el transporte, de ida y vuelta de Izcalli a Popotla.

 

Paradigmas

Salir a las calles de la Ciudad de México ha sido siempre un tabú entre los que no la conocen. Se cuentan historias de asaltos en cada esquina, de encapuchados que te saquean afuera de tu casa, que si comer en la calle te da salmonela, de calles incaminables, de edificios tan altos que con cualquier temblor se caerán… y uno se las cree, pues cómo no, si te las platican como leyendas de terror que te van a devorar apenas des un paso en falso…

Recuerdo muy bien el miedo que sentía al caminar por el callejón a un costado de la Vocacional; si no iba acompañado, prefería dar toooda la vuelta a la manzana para llegar al metro. ¡Y eso que estaba a 100 metros de la salida! Ir a comprar libros y material a la calle de República del Salvador, en el Centro, era toda una hazaña. Y bueno, seguramente la historia no hubiera cambiado de no haber sido por una mujer. Como siempre, ¿no?

Y es que a mis 16 añotes decidí enamorarme de una niña que vivía en la mera Santa María la Ribera, cerca de Buenavista. Su padre, grandote e imponente, decidió que era mi labor llevarla a su casa todos los días y pues cómo no señor, si yo me las sé en el Distrito de todas, todas; yo le llevo a su hija, no se preocupe. Y tómala, a andar de la mano –sude que sude del miedo- por todos lados.

Gracias a esto –y a que parecía hijo de sus papás- tuve la deliciosa oportunidad de empezar a conocer la Mexico City; me llevaron a recorrer el sur, el norte, el oriente y el poniente. Todas las paradas eran, naturalmente, un puesto de tacos, de todos los que existen. Gracias a ellos, a mi novia y a mi valentía sobrenatural –ajá-, le perdí el miedo a la Ciudad Capital…

 

Capitalino Errante

Hoy, siete años después de que el DF me adoptó como su nuevo hijo chilango –ya discutiremos quién es chilango y quién no-, sin el miedo opresor en el estómago de salir a la calle –en gran medida gracias a haber vivido desde la Guerrero hasta Coyoacán- me siento orgulloso de crear, junto con un grupo de grandes amigos promesas del periodismo mexicano, este proyecto llamado Capitalino Errante.

Con un nombre muy rebuscado y un lema bastante crecido –“La Guía Definitiva de la Ciudad de México”-, empezamos a desarrollar una serie de contenido casi 100% original (sólo nos falta crear toda nuestra música).

Nuestro objetivo es simple: darle el valor que merece a esta ciudad y eliminar los prejuicios de metrópoli gris e insegura. Dar a conocer los sitios más escondidos del DF, los lugares más divertidos, pero poco promovidos por su tamaño o lugar geográfico. Aquí les dejo una probadita en video.

 

 

El eje principal serán siempre estos video-reportajes alojados en nuestro canal de YouTube, subiendo primero uno semanal y, con el tiempo, aumentando a dos la cuota –a quien se lo pregunte, no, no haremos uno del Turibús-. Sin embargo, vamos a complementar las publicaciones semanales con foto-reportajes y foto-ensayos a tema libre, siempre y cuando se empapen de ciudad.

También nuestras redes sociales (se las dejo abajo) se estarán actualizando constantemente con todas las colaboraciones y las noticias o eventos más importantes del DF y alrededores.

Por último, el complemento más enriquecedor: nuestros textos. Diariamente subiremos a este blog (próximamente página web) las colaboraciones de nuestro Crew Redactor –como ya habrán visto ayer con Música Capitalina-. Tendremos reportajes, columnas musicales, una novela inédita, el lado oscuro de la Capital, dónde beber y dónde comer, además de cuentos, anécdotas, lugares que han ido del cielo al infierno, cine, teatro y vida en la Ciudad, todo con la mejor calidad posible.

Por mi parte, estaré hablando sobre los temas que siempre reflexionas cuando vas sentado en la micro en el tráfico de Periférico… seguro en alguno se sentirán identificados. No pretendo ser la verdad universal ni mucho menos, sólo el punto de vista de otro habitante más de ésta, la ciudad más grande del mundo.

Bienvenidos.

 

 

 

Comentarios a mi correo personal

ederbay@hotmail.com

 

No olvides de dar like, suscribirte, follow, +1 y todas esas cosas que ya sabes a las páginas de Capitalino Errante 😉

 



La Guía Definitiva de la Ciudad de México


Déjanos un comentario