Delito: nacer en la cárcel. Condena: 6 años.

Uno de los lugares más tristes de la Ciudad de México es el penal de Santa Martha Acatitla, ubicado en la Delegación Iztapalapa. Y no por los 12mil reclusos que intentan ‘readaptarse a la sociedad’, si no por los 120 niños que nacieron encarcelados y cumplirán su ‘condena’ hasta que cumplan seis años.

De 2008 a finales de 2010, el número de menores en Santa Martha aumentó en 61.2%, al pasar de 60 a 98. La cifra es exponencial, si se considera que el crecimiento poblacional es de 10% en el reclusorio. En cinco años, la cifra de infantes encerrados ha aumentado un 81%.  Niños de la cárcel

Y es que las leyes mexicanas contemplan defender el derecho a estar con sus madres de los niños nacidos dentro de la cárcel. México es parte de la convención internacional que defiende los Derechos del Niño y la Niña en los que se reconoce el derecho fundamental, que privilegia el interés superior del niño, lo que significa que por encima de cualquier regulación, el menor no puede ni debe estar condicionado para la total libertad de sus derechos, cosa que particularmente no pasa en este caso.

Seis años de vida rodeado de barrotes, drogas, corrupción, violaciones y poca o nula convivencia con niños de su edad. Catalina Pérez, experta en cárceles y derechos humanos dice que “nadie quiere ver a los niños en la cárcel, pero estar lejos de su madre tampoco es lo mejor; se necesita revisar caso por caso, para lo cual se ocupan recursos, mismos que no están contemplados en el presupuesto penitenciario. Los niños que están encarcelados no tienen una pena que cumplir.”

Niños de la cárcelLos niños deben permanecer con sus madres en todo momento, desde las celdas de castigo hasta las visitas conyugales. De vez en cuando unos cuantos salen los fines de semana con otros familiares, aunque hay algunos que nunca han tenido la oportunidad de salir. Hay cárceles en México en las que han permanecido hasta los 12 años.

A través de un anuario, la fundación Reinserta Un Mexicano dio a conocer las imágenes de estos niños recluidos. Junto con Fondeadora, Reinserta invita a participar en un crowdfunding, cuyo objetivo es hacer más llevadera la vida de los menores tras las rejas y reducir su ‘sentencia’ a sólo tres años.

A pesar de que en Capitalino Errante tratamos de ser objetivos respecto a muchos temas, invitamos con toda nuestra energía a donar por esta causa. Es cierto que no se acabará el problema a corto plazo, pero al menos es una solución temporal a la situación de estos pequeños… conoce más sobre cómo puede ayudar dando clic en este link.



Fundador y Director de Capitalino Errante. Periodista, escritor, fotógrafo, viajero. Puedes hablar mal de mí en twitter.com/eder_bay.


Déjanos un comentario