Don Asado

 

¿Eres un fanático de la comida uruguaya? Entonces Don Asado es el lugar ideal para comer en el Distrito Federal. Si te gustan los cortes de carne, pizzas a la leña, ensaladas y pasteles, serás muy feliz en cualquiera de las cuatro sucursales que existen dentro de la capital, ubicadas en Parroquia, Polanco, Reforma y Florida.

Por Sergio Romero.

2

Fundado el 16 de septiembre de 2001, este restaurante uruguayo busca llevar lo mejor y más representativo de su cocina al paladar de los mexicanos; demostrando que los 7550 kilómetros de distancia entre Montevideo y Chilangolandia, no son impedimento para que podamos disfrutar de un chivito de pollo al pan, una molleja de res o unas empanadas de tocino y queso.

Surgido tras una historia de amor que ni Shakespeare pudo escribir mejor; Don Asado fue fundado después de que Gustavo y Elisa se conocieran y enamoraran en la red, a pesar de que el primero se encontraba en Uruguay, y la segunda en México.

Y como para nosotros los gordos, el amor comienza por la boca –no me refiero a los besos-, la pareja se dedicó a probar lugares en nuestra ciudad donde pudieran comer barato y llenador. Hartos de tanto buscar, finalmente deciden iniciar su propio proyecto, con comida abundante a un precio razonable, convirtiéndose en uno de los mejores restaurantes de comida uruguaya.

El secreto, según los creadores del lugar, consiste en cocinar lentamente y que las brasas de la leña otorguen un calor parejo, pero sin llama, dejando impregnar a la carne de ese sabor tan peculiar que le da el humo de la misma brasa. Siéntete tranquilo, pues en la entrada encontrarás la parrilla de hierro insertada en un fogón hecho de ladrillos, utilizada para asegurar que tu asado tenga el sabor perfecto y apegado a la forma tradicional.

Este restaurante es perfecto para visitar en cualquier día de la semana –a excepción de los lunes, pues no hay servicio-. Se encuentra abierto desde la una de la tarde hasta las once de la noche, salvo los domingos que se cierra a las siete. Si asistes en fin de semana, probablemente tendrás que esperar un poco, pues es mucha la gente que los visita, sin embargo te aseguro que valdrá la pena.

¿Se te olvidó el aniversario de tu novia y necesitas un lugar que te saque el apuro? Don Asado resulta ser ideal para cualquier tipo de celebración, gracias al delicioso sabor de su comida y lo barato de sus precios –aproximadamente te gastas unos trescientos pesos en una comida completa-.

Si tus acompañantes son glotones, sugiero que pruebes la parrillada para cuatro o cinco personas, que incluye arrachera, pollo, chorizo, molleja y asado de tira. Si prefieres algo más sencillo, prueba el chivito de lomo al pan. Como entrada, las empanadas son casi obligatorias, además de la ensalada Don Asado; no pidas todo de jalón, pues los platos son abundantes, aunque si te sobra espacio, no dejes de comer una de sus clásicas pizzas a la leña, de diferentes sabores; deja lugar pastel, o la torta, como se le conoce en Uruguay, pues es el mayor encanto del lugar.

La chaja es un pastel hecho de durazno, crema batida congelada y azúcar, -no te hagas, ya sé que se te antojó-. Si tienes compañía, sugiérele que pida el pastel de chocolate con dulce de leche en la base, compartan y decidan cuál es el mejor, las rebanadas son grandes, así que seguro tendrás un poco para llevar.

Si vas a la sucursal de Reforma, ubicada en Río Lerma 210, Colonia Cuauhtémoc, y viajas en transporte público, lo mejor es bajarse en metro Hidalgo –línea azul- y tomar un camión que se va por todo Reforma rumbo a Auditorio, tendrás que caminar un poco, no más de diez minutos; -sirve que vas haciendo hambre-.

Mordida a mordida, Don Asado es un lugar al que no puedes faltar; viaja a la parte sur del continente americano sin moverte de tu silla, hazlo a cada mordida que des, y ¡no dejes de disfrutarla!

ADVERTENCIA: ¡NO vayas a llevar a un vegetariano! puede ser que con tanta carne dorándose frente a él, termine por suicidarse… o por volverse carnívoro.

4



La Guía Definitiva de la Ciudad de México


Déjanos un comentario