El Cardenal-Diente de León

El Cardenal

Sergio Romero / @sr24_182 / sergioromero@capitalinoerrante.com

En el año de 1969, la pareja conformada por Oliva Garizurieta y Jesús Ruíz, establece su restaurante en la Real y Pontificia Universidad de América, ubicado en la esquina que forman las calles de Moneda y Seminario, con la misión primordial de obtener el sustento económico para ellos y sus siete hijos.

Cuarenta y cinco años después, El Cardenal, como habrían de llamarlo, se ha convertido en uno de los lugares para comer más importantes en la ciudad de México, contando con cuatro establecimientos en diversas partes de la república como el centro, La Alameda, San Ángel y Lomas.

Un lugar de cocina mexicana, donde puedes disfrutar desde unas deliciosas enchiladas hasta escamoles. Ideal principalmente para desayunar, aquí encontrarás  diferentes platillos de nuestra colorida cocina, preparados casi casi “con el amor de mamá”, como huevos, pan, chocolate, jugos, chilaquiles, fruta, carnes y muchas cosas más. Bastante cómodos y amplios, cada uno con diferentes estilos –el de La Alameda e muy moderno mientras el del centro es obviamente colonial-, lo restaurantes de El Cardenal se han convertido en escenarios de reuniones de negocios, encuentros familiares, celebraciones de eventos y mucho más.

Que no te extrañe encontrarte un día al Chepo de la Torre comiendo con Alfredo Tena, o a algún político importante, pues es bastante común que figuras públicas asistan a comer aquí.Pero no te dejes engañar, este restaurante no es muy “nice”, ni muy caro. En promedio, los platos fuertes rondan los cien pesos.

No puedes perder la oportunidad de disfrutar uno de sus chocolates artesanales, pruébalo caliente, en verdad es delicioso junto con una conchita –sin albur-, hechas en ese mismo momento. Un plato de fruta será la antesala perfecta para disfrutar de unas ricas flautas de cordero, que llevan una salsa especial muy sabrosa. Acompaña tu comida con un fresco jugo de mango, y si todavía  tienes hambre porque eres gordito, prueba el Nido Cardenal, que son bolas de helado con cajeta y nuez sobre dulce.

Si vas a ir en fin de semana, ármate de paciencia pues el lugar està lleno y los tiempos de espera son algo largos, pero tòmalo como buena señal de la calidad del lugar y recuerda ese dicho que “todo lo bueno tarda en llegar”.

Si quieres saber con exactitud la ubicación de sus restaurantes, conocer como se preparan su platillos, o simplemente ver màs cosas sobre este lugar antes de que te animes a visitarlo, consulta la página aquí:

http://restauranteelcardenal.com/



La Guía Definitiva de la Ciudad de México


Déjanos un comentario