El circo de Damas Gratis en Carpa Astros

No sé cómo terminé en el bailongo que Damas Gratis armó en la Carpa Astros. Siempre fui de esos rockeritos odia cumbias y jamás me levanté a bailar junto a mis tías en las fiestas del barrio. Me arrepentí como a los 17, cuando no saber sacarle brillo a la pista me quitaba oportunidad con una cantidad exorbitante de morras.

img_0588

Romina Lescano, vocalista de Damas Gratis en Carpa Astros. Fotografía: Gustavo Azem.

Decidido a zapatear bien duro con mi pareja, nos dirigimos a los vestigios del Circo Atayde Hermanos donde los fanáticos de Pablo Lescano agotaron las playeras de la selección argentina sin importar que estuviera prohibida la entrada con artículos deportivos de cualquier nación. De cualquier forma, la seguridad también se pasó aquella regla por los huevos.

Unos morros llamados Malkriados arribaron como a las 8:00 de la noche para tocar dos o tres refritos de Madness, Calle 13 y Fabulosos Cadillacs, pero en reggae, cumbia o algo próximo a eso. “Ya bájate, hippie hijo de tu puta madre”, escuché que le gritaban al de poncho azteca.

dsc_0257

Malkriados abrió el show de Damas Gratis en Carpa Astros. Fotografía: Daniela Vargas.

img_0025

Malkriados abrió el show de Damas Gratis en Carpa Astros. Fotografía: Gustavo Azem.

dsc_0227

Malkriados abrió el show de Damas Gratis en Carpa Astros. Fotografía: Daniela Vargas.

Las cosas se pusieron insanas cuando los hermanos Pablo y Romina Lescano, acompañados por los músicos de Damas Gratis se colgaron los instrumentos y le pidieron a “todos los muchachos borrachos” que alzaran su cerveza y las palmas al aire para echarse la del negro que por ser bien bumbianchero lo quieren subir a su patrullero.

Atrás, lejos de todo el vicio, echábamos los meros buenos pasos al ritmo de “Recostada en la cama”, “Pagarás” y “devuélveme a mi chica”, mientras las máximas fuerzas del orden, LOBO, lanzaban a la calle, con una bien merecida patada en el culo, a un par de valedores con la cara ensangrentada y altas ganas de acabarse la cara a madrazos. ¡Puro mala copa!

No hubo tiempo para palabras melosas o saludos ñoños. Se fue de largo. Sus popurrí son larguísimos, pero las canciones pasan rápido: algunas no duran más de un minuto. Además, no entiendo ni madres de lo que dicen ni su pronunciación. Too much argentinos for me. Por ahí alcancé a pescar “Todo roto”, “Tú no eres para mí”, “Esa pared”, “El ganador” y “Para Elisa”. Nunca se cansa el wey.

Pablo Lescano de Damas Gratis en Carpa Astros. Fotografía: Gustavo Azem.

img_0419

Romina Lescano, vocalista de Damas Gratis en Carpa Astros. Fotografía: Gustavo Azem.

Entonces sonó la metralleta Roland Ax1 del ovacionado frontman, para acompañar a  Romina en la pieza “Su mujer”. Nunca pensé que existieran piropos tan divertidos u originales, pero a la vez asquerosos y de mal gusto. Me quedé en los clásicos.

Mis buenos huarachazos se vieron interrumpidos por la voz de Lescano, quien pidió a sus fanáticos hacer desmadre para una buena fotografía que circulara en vivo por redes sociales. De pronto, luego de casi 2 horas sin descanso, las cosas me olieron a final. En lo antes mencionado reflexionaba cuando “Pocho loco”. Esa la cantaba un profesor del CCH Azcapo que me reprobó. Puto.

Y de pronto, como si lo mío fuese una predicción de Los Simpsons, la velada se fue a la mierda con “Esa cuna”, “Noche llena de estrellas”, “Triste Palomita”, “El vino me pegó” , “Sos un botón” y la de los senos de hombre. ¡Larga vida a estos pelados!

img_0539

Pabllo Lescano, vocalista de Damas Gratis en Carpa Astros. Fotografía: Gustavo Azem.

img_0390

Romina Lescano, vocalista de Damas Gratis en Carpa Astros. Fotografía: Gustavo Azem.

img_0564

Romina Lescano, vocalista de Damas Gratis en Carpa Astros. Fotografía: Gustavo Azem.

img_0286

Edgar Gómez, vocalista de Damas Gratis en Carpa Astros. Fotografía: Gustavo Azem.



No soy guapo como Brad Pitt ni simpático como Chespirito.


Déjanos un comentario