El debut de Bronco en Vive Latino 2017

Bronco de Lupe Esparza debutó en el Festival Iberoamericano de Cultura Musical Vive Latino 2017. No es una sorpresa esta elección, pues hace 10 años las bandas del rock mexicano estrenaron un disco en su honor con pura reversión (Tributo al más grande, 2007).

El Escenario Indio Pilsner Plata se atascó a pesar del tremendo berrinche que armaron los fanáticos cuando se enteraron de su inclusión al cartel. Al final, como siempre, ganaron las chelas y perdió la vergüenza.

Bronco. Vive Latino 2017.

Bronco. Vive Latino 2017.


“Nunca voy a olvidarte” cayó como un balde de agua fría en las entrañas de los más pedos. “Si te vuelves a enamorar” terminó por clavar y darle vueltas al puñal de los malditos recuerdos. El bailongo fue generalizado. Si no traías a tu pareja, pues le dabas tú solo.

Entre los invitados que se animaron a compartir escenario con El Gigante de América están Carlos Sadness desde Barcelona en el tema “Pastillas de amnesia”, los integrantes de La Beriso para tocar “Corazón duro” y Caligaris en el homenaje postmortem al baterista Choche (Q.E.P.D) con la canción “Mi amigo Bronco”.

Bronco. Vive Latino 2017.

Bronco. Vive Latino 2017.


El manejo del escenario es impresionante en los apodaquenses. Bailan, interactúan con su público, saludan, preguntan, responden, conviven. La gente los quiere por su cercanía con el pueblo. También por su galanura y trajes pegados de la entrepierna; por ejemplo, mi hermana decía a los 6 años que el frontman era su novio. Ja.

“Vamos a dedicar esta canción a todas las mujeres, porque son hermosas, no es para que se enojen”, aclararon al tiempo que los primeros acordes de “Con zapatos de tacón” emanaban de sus instrumentos, acompañados en melodía y voz por los integrantes de Kinky.

“Eso es acoso”, escuché por ahí. Me cagué de risa.

Los músicos regiomontanos siguieron con el derroche de éxitos entre los que destacaron “Quiéreme como te quiero”, “Oro”, “El Sheriff de Chocolate”, “Los castigados” y “Que no quede huella”, los más coreadas hasta que llegó, claro, “Sergio el bailador” en dueto con los argentinos Illya Kuryaki and The Valderramas.

“Ya vámonos, tía, que ya es bien tarde”. “oh, deja que me mande un beso el ese que canta”. “No mame, tía”.

ASÍ LO VIVIERON LOS FANÁTICOS

View this post on Instagram

#vl17 #bronco

A post shared by Eduardo Temosihui (@temosihui) on



No soy guapo como Brad Pitt ni simpático como Chespirito.


Déjanos un comentario