El museo de la más triste autocompasión está en Coyoacán

La Casa Azul (sí, perdón a todos los grandes fanáticos de Frida Kahlo, voy a hablar mal de ella) es el museo más deprimente, cansino, sufrido y hasta elitista de la Ciudad de México.

No soy crítico de arte ni pretendo serlo nunca, así que no hablaré de la obra de la artista latinoamericana más famosa del mundo -palabras extraídas de una placa del museo-, de eso ya se han encargado los expertos.img_7782

Hablaré de la depresiva manera de vivir de Frida Kahlo. Como reza el título, su hogar es la muestra de autocompasión más asquerosa que he visto en mi vida.

Tuviste un accidente, quedaste muy lastimado. ¿Qué haces ahora? Te dedicas a lamentar tu perra suerte, te acuestas en la cama y te mandas a poner un espejo para ver tu sufrimiento todos los días. Te autorretratas, pero no acabas tus cuadros y le pides a tu esposo que los acabe por ti, para poder venderlos (palabras de la hija de Diego Rivera).

Frida Kahlo, hija de alemán, adoptó el estilo Tehuana porque admiraba la fuerza de las mujeres de esa región. ¿Por qué no las imitó? ¿Por qué se recostó en su estudio de Coyaoacán y lloró el resto de su vida en vez de hacer algo por la humanidad?

img_7781Los analistas dicen que se vestía como Tehuana para “evitar que la mirada de las personas se fijara en la parte baja de su cuerpo y así darle un realce a su tronco. El peinado tradicional le daba un toque de altivez que impedía que su interlocutor fijara su atención en su discapacidad”.

Un rayo de esperanza nace cuando investigo sobre lo que pensaba sobre su propia obra. Ella creía que no debía ser interesante para nadie… a pesar de eso, hoy es un modelo a seguir por miles de mujeres en México, Latinoamérica y el mundo entero. Yo me pregunto, ¿qué le siguen? ¿Qué le modelan? ¿Por qué está en el billete de 500 pesos?

Ya para acabar, quiero poner acá un video de alguien que quedó inválido mientras hacía algo que amaba hacer… y no se echó a sufrir.



Fundador y Director de Capitalino Errante. Periodista, escritor, fotógrafo, viajero. Puedes hablar mal de mí en twitter.com/eder_bay.


Déjanos un comentario