Holi Festival of Colours 2014 – Cobertura Especial

Eder Bayuelo

Eder Bayuelo

Eder Bayuelo / @eder_bay / ederbayuelo@capitalinoerrante.com

Después de cada invierno, la India amanece con un ambiente distinto a cualquier otra fecha. Miles de personas salen de su casa con pequeñas bolsitas de plástico y de pronto, toneladas de polvos multicolor vuelan por los aires, mientras la gente baila y canta en las calles, celebrando la llegada de una vieja conocida: la primavera.

El pasado sábado 6 de diciembre, será recordado como una fecha muy especial por los más de 20mil asistentes al Holi Festival of Colours 2014 de la Ciudad de México.

[flickr_set id="72157647341846943"]

Y es que al más puro estilo latino -combinado con la cultura musical gringa- y por segundo año consecutivo, se trajo a México una reinventada versión de la festividad hindú más divertida de todas: el Holi.

Fue en el Deportivo Lomas Altas, dentro de las instalaciones del Estado Mayor Presidencial -resguardado, por cierto, con efectivos del ejército- donde se celebró este festival.

Largas filas de asistentes se veían desde las 12pm, la mayoría vestidos de blanco. Todos traían dos bolsas pequeñas con el polvo que después cubriría cada resquicio del deportivo.

Si se tenía mucha sed, habría que aguantarse o pagar 30 pesos por botella de agua y 90 por 500 mililitros de cerveza. De la comida sólo había disponible, entre lo más barato, un par de bolsas con papas y chicharrones, también por la módica cantidad de 30 pesos.

Sin embargo todos los asistentes estaban más ansiosos por el primer lanzamiento que por la comida. Apenas el reloj marcó el diez para las tres, todos se arremolinaron hacia el escenario, esperando el conteo del host Sola Plexus.

Diez segundos después, polvos color amarillo, rojo, azul, verde, morado y más, volaron por los aires espolvoreando a todos los jóvenes que locos de emoción gritaban y bailaban al ritmo de los beats que ponían los DJ’s invitados.

[flickr_set id="72157649658826101"]

El line up tuvo como sus estrellas a Marco Almanza, #DSharp y Don Diablo. Fue con el hombre de casi dos metros de altura y otro tanto de rastas, con quien el público enloqueció. Hizo brincar sin parar a todos los asistentes con su violín electrónico verde y su voz grave y potente.

Cada hora se aventaban los polvos al mismo tiempo, lo que llenó de color las fotografías y videos que la gente capturaba con celulares y tabletas. Capitalino Errante fue el único medio que empolvó su cámara al meterse en medio de todos los lanzamientos.

Una vez que bajó el sol, las luces se encendieron y los polvos fluorescentes salieron de su empaque. Las gorras naranjas y verdes ayudaron a que el ambiente se volviera psicodélico y el sudor no dejara de escurrir de todos los cuerpos capitalinos.

[flickr_set id="72157649658710871"]

Cerca de las 20 horas la gente comenzó a abandonar el lugar, a pesar de que el estelar Don Diablo no había salido aún a escena. Según asistentes, la música bajó de nivel a las 10 de la noche. Sin embargo el festival continuó hasta la medianoche, para después terminar en el afterparty por Walther.

[flickr_set id="72157649258369648"]

¿Alguna vez has pensado que la Ciudad de México es gris, triste y aburrida? ¿Crees que le falta color, armonía y variedad?

Pues ésta es la respuesta. Los organizadores no se han manifestado al respecto, pero se espera que en 2015 también venga el Holi Festival of Colours a México.

Si no pudiste ir este año y planeas ir al próximo, ojalá que tu mamá no sea de las que dice que no juegues con tierra porque créeme: te vas a ensuciar.

[flickr_set id="72157649658811211"]
[flickr_set id="72157647341958983"]
[flickr_set id="72157649258309768"]

 



La Guía Definitiva de la Ciudad de México


Déjanos un comentario