Jarabe de Palo en el Vive Latino 2017

Pasaron 2 años de no tocar en ningún escenario por culpa de la enfermedad mortal que le acecha y 5 años desde la última vez que tocaron en un escenario del Vive Latino. La expectativa más que emocionante se tornó lúgubre, melancólica.

“Bonito” abrió los lloriqueos. La gente no podía contener el llanto ante un Pau Donés que le canta a la muerte y le avisa la poca disposición para morir. No es el momento. Todo es bonito, todo sigue perfecto.

Sus arrugas en el rostro, la delgadez y las sombrías ojeras son cicatrices de una lucha donde salió victorioso, pero esas ganas de bailar, moverse, saltar, tocar, cantar y apapachar a su público es una nueva ideología de aprecio por la vida que sacó de aquella experiencia. Es grande. Es un artista.

“Grita”enamoró, unió a las parejas, a los amigos, a los enemigos. El abrazo fue gigante. Un récord tal vez. “Depende” emocionó las fibras más sensibles de la gente reunida en el escenario Indio Pilsner Plata. “Déjame vivir contigo” nos liberó a todos. Recordó lo bello que es vivir, lo mágic oque es volar, lo increíble de soñar. El piano simplemente majestuoso.

“La canción que vamos a tocar ahora se las quiero dedicar desde el corazón, porque si estamos aquí luego de un par de años sin tocar, es gracias a ustedes”, dijo Pau Donés con voz tímida, cortada, chillona. Estaba conmido y convirtió aquellos sentimientos en nuestros pues “Humo” logró tirar a más de 100. Es un himno al abismo pequeñinimo que hay entre la vida y la muerte, un avació al que todos caeremos tarde o temprano.

“Ahora que empiezo de cero, que el tiempo es humo, que el tiempo es incierto. Ahora que ya no me creo que la vida sea un sueño. Ahora que sólo el ahora es lo único que tengo. Ahora que sólo me queda esperar a que llegue el ahora. Ahora que cada suspiro es un soplo de vida robado a la muerte, ahora que sólo respiro porque así podré volver a verte…”

Jarabe de Palo. Vive Latino.

Jarabe de Palo. Vive Latino.

“Agua” y “Dos días en la vida” convirtieron aquello en lo más romántico que ha presenciado el Festival Iberoamericano de Cultura Musical. La vibra fue especial, el ambiente sacó lo mejor de los borrachos que se atrevieron a confesar su amor sin más ni más. “Te amo amiga”, “Quiero contigo”, “Ya dime que sí”, “Regresa conmigo”, “Perdóname” y demás frases escuché por todas los flancos. Eso pasa ante la malísima combinación de agua y sed, como dice la pieza de Pau.

El final se veía cerca, pero antes echaron “El lado oscuro” (versión orquesta reciblando) con espectacular maestría en el manejo de los instrumentos. Luego todo culminó con el recuerdo candente y moreno de “La Flaca” que activó la líbido de quien no puedo evitar recorrer el cuerpo de aquella mulata con la imaginación.

“Una más”, gritó Pau Donés al tiempo que agarraba un ukulele para interpretar “El rey” de Jose Alfredo Jiménez. “Esta canción me animo mucho en mis días de lucha contra el cáncer, la escuchaba seguido”, confesó el cantautor. Larga vida, Pau. Largos sueños. México te ama.

ASÍ LO VIVIERON LOS FANÁTICOS



No soy guapo como Brad Pitt ni simpático como Chespirito.


Déjanos un comentario