La Butaca – Diente de León

Internet

Por Sergio Romero / @sr24_182 /sergioromero@capitalinoerrante.com

Ayer me encontraba en un programa de radio -ay güeeeee- de la Fes Acatlán.

La verdad es que era una simple práctica que realizamos para la materia de la carrera y me tocó ser locutor. Mientras sonaba un efecto de tambores, mi amigo Lalo y yo hablábamos de nuestro top 5 de alitas para comer en la ciudad.

Podría ponerles una breve descripción de cada uno de los lugares peeeeero, la verdad es que prefiero enfocarme esta vez en sólo uno, e ir guardando los demás para mejor ocasión, bien se dice que no hay que quemar todos los cartuchos tan rápido.

Hoy toca que les cuente un poco sobre La Butaca, o B.T.K, un lugar que tanto gorditos como amantes al cine deberían de disfrutar.

Resulta que después de grabar el programa, Lalo y yo nos lanzamos a este lugar –al que tanto tiempo llevaba insistiéndome para ir-, pues me vendió la idea como algo difícil de rechazar.

“Con 98 pesos comes hasta que te llenes”, así que decidí probar suerte y verificar si todo era tan maravilloso como lo pintaban.

Y sí lo es. Resulta que por el precio que les puse arriba puedes comer TODAS LAS ALITAS, COSTILLAS, Y PAPAS AL HORNO QUE TE QUEPAN.

Como la vida tampoco puede ser tan generosa, la promo tiene algunas reglas que deben acatar, aquí les van.

  1. Consumir una bebida. Aquí no le pierden, pues el refresco de lata te cuesta 25 pesotes, a diferencia de otros lugares donde te dan refill, pero bueno, te están dando todo lo que puedas comer, así que no te quejes, y de cualquier manera ibas a consumir algo de tomar, a mí no me engañas.
  2. Consumo individual. No te avives, si vas con un amigo, no puedes aplicar la de 98 entre dos y listo. Lo que sí está permitido es intercambiar alitas entre ustedes.
  3. No se puede pedir para llevar. Tampoco sean gandules amigos, tienen que comerse todo en la mesa, así que si pensaban pedir veinte alas para cenar, ya valió.
  4. El más importante, no se pueden dejar alitas en el plato. Midan lo que piden, pues por cada cosa que se quede sin comer, les cobran diez pesos.

Al principio suena aterrador, pero no lo es. Cada orden que te llevan tiene entre cuatro y seis alitas, para que vayas midiendo tu consumo. Te recomiendo ir acompañado, así puedes probar de lo que pidan tus amigos, antes de animarte a ordenar.

De cualquiera manera, aquí les va una breve lista de los sabores que yo probé.

Internet

  • Ajo Parmesan– La combinación más deliciosa del universo, si les encanta el parmesano estas alitas son ideales, los reto a no pasar el dedo por el platito y chupárselo.
  • Lemon Pepper– Un clásico de las alitas, pero estas de verdad están ácidas, lo que las vuelve especiales.
  • Maracuyá– Jamás en mi vida había visto este sabor en otro lugar, realmente deliciosas y hasta un poco picositas.
  • Original Hot– Las más ricas que probé, similares a las que venden en Chili’s.

Existen otros sabores que van desde lo más dulce, como teriyaki –me dijo Lalo que NO lo recomienda-, hawaiian y barbecue, así como cajum y atómica, que son lo más picante que podrás encontrar.

No puedo opinar sobre las costillas, pues no tuve espacio para probarlas, pero a juzgar por el olor, yo diría que te animes a pedirlas.

La papa al horno no te decepcionará, si bien te sirven la básica, que incluye queso, crema y una especie de verdurita, su sabor es realmente delicioso.

Si no estás muy convencido de pedir la promo, existen otros paquetes que incluye desde seis alitas, aunque la verdad no te conviene tanto. Si no eres fanático del pollo, también se venden hamburguesas y otra variedad de alimentos.

De postrecito aviéntate un brownie con helado, aunque después del “atascón” dudo que te quede espacio disponible.

123 pesos, más el servicio, es lo que te gastarás por una buena comida, siempre y cuando seas sabio a la hora de consumir. Si eres un poco más gordo o rico, los aderezos como el bleu ranch están en doce pesos.

El lugar está arreglado para fanáticos del cine, con frases representativas de películas como El Padrino, Titanic, Jurassic Park y muchas otras más. Encontrarás pósters y hasta caricaturas de los actores más famosos de Hollywood y nuestro país.

Si eres un machote amante del deporte, que se remoja la barba con cerveza y no quiere salir de Hooter’s, la Butaca también tiene programación deportiva a toda

hora, además de música medio contrastante al escuchar la discografía de Maná, luego a Julión Álvarez, y luego al güey que canta “Lo legaaal”.

El único punto flaco –para algunos-, es que no tienen sucursales en el Distrito, por lo que Satélite, Zona Azul y próximamente Tlalnepantla son algunos de los lugares donde tendrás que ir.

Para llegar al de Satélite, lo mejor es la línea azul hasta Toreo, y después buscar un camión que te lleve a la plaza –cobra ocho pesos-, el restaurante está pasando Plaza Satélite.

Disfruta unas deliciosas alitas, costillas y papa al horno, ya sea con tus amigos, pareja, familia o en solitario, por cierto, si van a celebrar un cumpleaños, el festejado no paga.

Espera próximamente otros buenos lugares para comer alas, si conoces algún lugar, no olvides ponerlo en los comentarios, buen provecho, y evita que te pase lo que a Homero…



La Guía Definitiva de la Ciudad de México


Déjanos un comentario