La fonda más oculta del Centro Histórico

Caminando por la calle de República de Chile es común ver a los costados tiendas de vestidos para boda y XV años, además de clásicos puestos de garnachas. Lo que pocos saben es que en el número 62 se puede encontrar una de las fondas mejor guardadas de la historia.

photo_2016-12-15_11-21-50

Chile 62

A simple vista es una vecindad como las demás alrededor, pero subiendo al segundo piso se encuentra El Comedor. Una habitación sencilla, con estilo muy colonial, cálida y sin el ruido normal de cualquier restaurante. Sólo cinco mesas dispuestas para el público conocedor.
Y es que acá sólo se llega por recomendación. Poca gente lo conoce y hay que reservar antes de la 1:30 de la tarde para alcanzar mesa. No puedes llegar a formarte y esperar a que alguien acabe para que te sirvan. No necesitas comer rápido y puedes hacer la sobremesa que quieras.

“Se come rico, estás aislado del ruido y pasas sin andar esperando”, dice Maritza Ley, encargada del lugar. “Es un lugar muy pequeño y nos importa mucho a quién recibimos. Tratamos de no hacer mucho ruido para que siga siendo un sitio exclusivo”.

El menú cambia todos los días y va de los 90 a los 110 pesos, dependiendo si quieres gelatina, mousse o pastel para el postre. Agua de sabor y café van incluidos.

photo_2016-12-15_11-21-37

Al interior

El Comedor se puede reservar para eventos, con mínimo dos días de anticipación. También hay días especiales en los que el menú es más coqueto y puede alcanzar los $200 por persona.

Si quieres conocer este negocio familiar, obligatoriamente debes llamar al 5529 9366 o mandar un inbox a su FanPage de Facebook, para hacer la reservación correspondiente.

 



Fundador y Director de Capitalino Errante. Periodista, escritor, fotógrafo, viajero. Puedes hablar mal de mí en twitter.com/eder_bay.


Déjanos un comentario