La omisión del estado provoca epidemia de obesidad.

Julieta Ponce, directora del Centro de Orientación Alimentaria, señaló la falta de atención por parte del Estado Mexicano para combatir la epidemia de obesidad que sufre el país. Esto, durante la presentación del documental Dulce Agonía en el Centro Cultural España en México.

La omisión del estado provoca epidemia de obesidad.

De derecha a izquierda. Julieta Ponce y Amaranta Rodriguez.

El largometraje expone un Estado ausente y omiso en la protección del derecho a la salud y la intervención de la gran industria de alimentos y bebidas bloqueando todo tipo de política pública que busque enfrentar la epidemia que ha generado.

“El gobierno mexicano llega tarde y mal. Seguimos esperando una política agroalimentaria para cambiar al modelo económico del país.” Señaló esto último como imprescindible para  hacer un combate efectivo a la obesidad.

“Coinciden estas cifras (el aumento de personas con obesidad) con la renuncia del gobierno a producir los alimentos que comemos. La estocada es el Tratado de Libre Comercio, cuando ocurre la desgracia alimentaria.”

Uno de los peligros expuestos en la película, es el consumo desmedido de productos ultraprocesados de compañías como Bimbo, Coca-Cola, McDonalds, etc., que además no cuentan con un etiquetado legible que de cuenta de la cantidad de azúcar y calorías que contienen.

 

Además, llamó a los gobernantes a que enlisten los diez alimentos estratégicos que contienen la información genética del este suelo y que garantice su producción, distribución y abasto. Como productos ideales, apuntó los siguientes:Alimetos por Centro...“Esto no se resuelve con ninguna campaña inocente y a veces hasta inofensiva como la de la Secretaría de Salud de “Chécate, Mídete y Muévete”. Va mucha más allá”  finalizó.



Escritor, estudiante de comunicación. Fan de la vida, los libros, la música y un buen café.


Déjanos un comentario