Las nuevas del MUAC

El Museo Universitario de Arte Contemporaneo estrenará este 5 de septiembre tres nuevas exposiciones: Mladen Stilinović. 1+2 ≡; Retrato de un silencio fallido; Testigos: un catálogo de fragmentos. Elena Damiani, las cuales estarán hasta el 3 de enero de 2016.

>Mladen Stilinović. 1+2 ≡.



Esta muestra individual conformada por obra desde los setentas hasta la primera década del siglo XXI -incluye video, pintura, collage, documentación de acciones e instalaciones- intenta evidenciar la forma en que Stilinović ha logrado cuestionar la herencia estética y social de los movimientos de vanguardia.
El artista construye su práctica alrededor de la siguiente “gramática”: dinero-tiempo-poder-dolor-blanco-trabajo-comida-lenguaje-rojo-rosa. De esta forma pretende  hilar las batallas que sostiene contra los sistemas de poder en un ejercicio constante de resistencia,  desde el absurdo y la ironía. Su obra se conforma de ejercicios con citas que van desde la estética de la calle hasta la estética de la vanguardia rusa, pero siempre basados en un doble eje que combina la simplicidad formal con el poder deconstructivo del absurdo.

Testigos: un catálogo de fragmentos.


Se presenta como un interludio espacio-temporal. Conformada por dos esculturas en travertino (tipo de roca sedimentaria de origen parcialmente biogénico) que aluden a la naturaleza discontinua del tiempo y a la aparición de espacios liminales(estado de apertura y ambigüedad) dentro de éste, Damiani revela los intersticios que el propio material contiene. Estas fisuras -hiatos o lagunas en el tiempo geológico- son los puntos de interés crítico, ya que representan la evidencia de ciertos quiebres, filtraciones y discordancias, factores que señalan sutilmente la existencia de un ‘tiempo perdido’.

La primera escultura es una serie de 34 piezas talladas en travertino, son prismas cortados a la vena provenientes de la misma piedra; este corte permite ver las diferentes capas de sedimentación características de la composición de este material.

Retrato de un silencio fallido.


El título de la muestra es un juego de palabras entre los títulos de los dos videos que la conforman, los cuales son parte de una serie de obras que se  concentran en el fenómeno de los kamikaze. Esta investigación sobre la relación entre violencia y honor, y las estructuras pasivo agresivas de las normas de conducta sociales de la cultura japonesa está informada por una perspectiva generacional. Koizumi pertenece a una generación que no experimentó la guerra y en teoría no lo va a hacer, ya que el Artículo 9 de la Constitución de Japón contiene una cláusula de 1947 que prohíbe actos bélicos por parte del Estado.

Este artista japonés ha dedicado su práctica a explorar y problematizar su cultura especialmente a partir de puestas en escena de aquellas situaciones silenciadas por sus convenciones sociales.



Escritor, estudiante de comunicación. Fan de la vida, los libros, la música y un buen café.


Déjanos un comentario