Leyenda del Señor de la texana – ¡Asústame panteón!

Algunas personas han jurado ver extraños entes resguardando sus hogares antes de morir, en esta historia les contaré lo que ha pasado hace unos días.

Valeria, era una chica de diez años que sufría de una enfermedad casi mortal –cáncer-. Siempre se le veían las ganas de vencer este mal pero lamentablemente no fue así.

Julio Ramírez

Días antes de su partida a un mejor mundo, ella lloraba y le pedía fervientemente a su madre que no la dejara ni un segundo sola. Una de esas noches oscuras, miró por su ventana hacia el patio que era alumbrado apenas por un foco, sorpresa la que se llevó al ver una silueta en medio del patio, persona alta, con sombrero, vestido de negro y sin semblante alguno, fue la descripción de aquella extraña  aparición. Leyenda del Señor de la texana.

Días después, su hermano –Juan- salió de madrugada al escuchar ruidos extraños. Abrió la puerta que da al patio y no podía creer lo que  estaba viendo. Señor alto y fornido, pantalón vaquero de color negro al igual que su camisa que apenas se distinguía, botas rancheras y una texana que le cubría gran parte de su rostro.

La sonrisa apenas entre dientes que se asomaba, sorprendió a Juan quien no tuvo reacción alguna. El señor antes descrito, no quitaba la mirada de la ventana de Valeria, como si estuviera resguardando su salida. El chico sólo centró su atención hacia la ventana de su hermana y cuando regresó la vista, el espectro simplemente ya no estaba, como si se hubiera esfumado con los gritos del viento.

//

Valeria imploraba a su madre y hermano que no la dejaran sola, porque el señor de sombrero quería entrar a su cuarto, claro, esto  aterraba a la niña. Por las noches Vale casi gritando “No quiero estar sola, no quiero ir con ése, por favor mami, no le abras la puerta, no lo dejes pasar”. Leyenda del señor de la texana

La madre de Vale, logró ver aquél señor misterioso, con la misma descripción que la de sus hijos, pero éste no dejaba de velar la ventana de su niña.

Pasó una semana y lamentablemente, Vale murió sin previo aviso, Lo que cuenta su mamá es que una noche antes, mientras su hija dormitaba, le reclamó por qué había dejado entrar al señor del sombrero.

“Mamá, te dije que no lo dejaras entrar, yo no me quiero ir con él, ahora me vas a tener que dar permiso, pero acompáñame, me está esperando…” Sólo sintieron frío congelante, ladridos de perros y la voz de Vale que retumbaba en el silencio de su cuarto, quejándose de la visita inesperada.

Valeria fue mi vecina aproximadamente por un año y su mamá nos contó esta historia, ya que la casa donde se ha visto al señor de sombrero, es propiedad de mis padres. Desde el deceso de Vale, ya no han vuelto a ver ni a escuchar ninguna actividad paranormal. Leyenda del Señor de la texana

Y ustedes, ¿han visto alguna vez algo extraño rondando su casa?, ¿nunca han velado su ventana desde el patio/calle?, ¿será verdad que la muerte avisa cuando te está esperando?. Tengan cuidado y hay veces que ser escéptico no es explicación suficiente.

Sólo espero que el señor de la texana, no ande rondando más por nuestra propiedad –ni en otro lado-. En memoria de Vale (2004-2014).

Leyenda del señor de la texana

 



Comunicólogo FES Acatlán, Marketing Digital, fútbol y según escritor.


Déjanos un comentario