Buscamos el mejor cine de México, hablemos de comodidad y tipos de salas…

El séptimo arte reúne los requisitos básicos de nuestra búsqueda por emociones nuevas. Desde formarte en la taquilla, comprar alimentos, elegir la sala y formato adecuados o los asientos perfectos, todo es una aventura en constante cambio. Puedes ir en pareja, con tu mejor amigo, tal vez en soledad, pues la neta no tienes tanto dinero; sin embargo, hay algo imposible de ignorar: LA COMODIDAD. Así es, la comodidad, el servicio y hasta el lugar donde meas logran que tal o cual complejo se vuelta tu favorito.

Buscamos el mejor cine de México, capítulo 1

Al respecto encontré, hace días, un problema: “¿Por qué prefieres azul y no rojo?” me pregunta mi novia. “Pues porque es mucho más cómodo. Estoy muy familiarizado con todo. Tiene variedad y la neta el otro me parece un excusa para ganar dinero a costa del consumidor, sin ofrecer experiencias a cambio, como si de Televisa se tratara”. Una respuesta segura de sí misma pero sin fundamentos.

Así surge la necesidad de hallar el inmueble perfecto para sentar tus nalguitas, para gozar tu movie; pero ¿realmente uno es tan malo como pienso? ¿Que tal si tiene algo que no he visto? ¿Y si mi opción de confianza es una fina maquinaria de destrucción y dominio mundial que apoyo sin darme cuenta?

El día de hoy queremos hablarte un poco sobre qué tanto hace tu cine favorito cuando no lo ves y es que independiente de si prefieres uno u otro, las dos más grandes cadenas de nuestro México no sólo se dedican a pasarte cintas y venderte comida, tanto Cinépolis como Cinemex se esfuerzan por ser de tu agrado día con día a través de servicios diferentes. Desde el sabor de sus alimentos, pasando por la comodidad de sus salas y hasta sus labores sociales, tu cine favorito es mucho más que el lugar en el que quieres relajarte.

Cinemex, la magia del cine

Primero los chavos: Cinemex es la cadena más joven de los dos titanes. Fue fundada en 1993 por  Miguel Ángel Dávila, Adolfo Fastlicht y el estadounidense Matthew Heyman como un proyecto para su maestría en negocios en la Universidad de Harvard, donde buscaban reinventar el concepto de multisalas en México con  su idea multiplex, caracterizada por estar abiertos y disponibles gracias a sus horarios escalados. Sabemos lo que piensas y, en efecto, no es la gran cosa, pero ese era el país del 93, faltaban como dos años para que llegara ‘Jurassic Park’ a las pantallas; o sea, eramos algo lentos y todo impresionaba.

Al cierre de esta edición, Cinemex cuenta con cinco tipos de salas:

  • Premium: pueden o no contar con servicios de meseros, son más amplias y de butacas más suaves.
  • Xtremo: salas con sistema de sonido Dolby Atmos en bocinas, digamos, bien mamastrosas y con butacas  ergonómicas de diseño deportivo.
  • X4D: proyecciones en tercera dimensión con butacas que se mueven y sistema atmosférico que moja o le sopla al espectador para que sienta mayor inmersión en la aventura.
  • Platino: cuenta con sillones reposet de piel, taquilla y lobi exclusivos, alimentos gourmet y barra de bebidas que llevan hasta tu lugar.
  • Tradicional: asientos fijos y duros con barras de protección como si de un juego de feria se tratara, espacios reducidos para meter a todas las personas posibles en cada complejo y se mantienen fieles a la tradición de mantener alguna siempre disponible.

En Cinemex cuentan también con un programa de lealtad a través de su tarjeta Invitado Especial, donde obtienes más recompensas entre más alto rango tengas. Desde abonar una cantidad de tu compra en puntos con valor monetario, combo cumpleaños gratis hasta descuentos en otros establecimientos, son algunos beneficios. En el aspecto social, Cinemex nos regala Conciencia Cinemex cuyo mayor mérito recae en Fundación México, quienes organizan carreras y proyectos sociales para generar conciencia en la sociedad.

Ahora que si lo que quieres es una opción un poco más artística y diferente al cine comercial, Cinemex tiene ALGO para ti… Si vives en Cuernavaca, Guadalajara, Monterrey, Puebla, Tijuana, Mérida, León, Querétaro o Saltillo, encontrarás UNA Casa de arte, o seis si vives en CDMX. Este podría ser uno de sus mayores defectos, pues bien aparenta que le interesa el arte, pero nunca organiza festivales ni tiende a patrocinarlos.

Cinépolis, la capital del cine

Por otro lado, nos queda el señor que ya está grande y necesita su cama: Cinépolis. Nacieron en 1971 con el nombre de Organización Ramírez bajo el manto del Lic. Enrique Ramírez Miguel. Su piedra angular es el Cine Morelia, hoy conocido como Cinépolis Morelia Centro, en el corazón de la ciudad de Morelia, claro.

Antes de seguir, tienes razón, este cine es la sede principal del Festival Internacional de Cine de Morelia, mismo que fue creado por Alejandro Ramírez Magaña -entre otros-, parte de la tercera generación de la familia Ramírez. Así que Cinépolis sí apoya al mundo del séptimo arte con festivales, sedes y patrocinios, pero hablemos de eso más adelante.

El camino que recorrió la Organización Ramírez no fue nada corto, y es que a penas en 1972 surgen los Cines Gemelos y un año después comienza su expansión bajo el concepto de Multicinemas -que no es otra cosa más que varias salas de proyección-. Le tomó a la compañía  otros 21 años para dar a luz a la marca Cinépolis y fue hasta 1999 cuando crearían el concepto de Cinépolis VIP. Actualmente la marca puede presumir de ser la primera en asistentes promedio por sala en el mundo, la segunda en venta de boletos y pionera en todos sus productos.

El aspecto social no se descuida, pues Fundación Cinépolis es responsable de programas como Del amor nace la vista, Vamos todos a Cinépolis y Ruta Cinépolis; sin mencionar su constante apoyo a festivales cinematográficos -como Ambulante– además de organizar los propios, tales como el Tour de Cine Francés y el mismísimo FICM.

Respecto a su variedad de salas, Cinépolis pone a nuestro alcance 10 tipos:

  • 4DX: proyecciones en tercera dimensión con butacas que se mueven y un sistema atmosférico que moja o le sopla al espectador para que sienta mayor inmersión en la aventura.
  • Macro XE: salas con sistema de sonido Dolby Atmos con butacas  ergonómicas de diseño deportivo.
  • IMAX: sala enorme y pantalla IMAX para disfrutar todo el espectro filmado en glorioso Technicolor con sonido estúpidamente envolvente.
  • Sala Junior: una enorme área de juego como en tu restaurante de comida rápida favorito y dulcería móvil. Los asientos son de colores divertidos y de uso rudo sin perder comodidad gracias a su amplia variedad que cuenta con butacas tradicionales, cojín doble, puff doble y camastro para el papá que no quiere cuidar al niño.
  • VIP: Cuenta con sillones reposet de piel, taquilla y lobi exclusivos, alimentos gourmet y barra de bebidas que llevan hasta tu lugar.
  • Sala de Arte: es un espacio permanente en 25 salas de la República Mexicana, en donde podrás descubrir propuestas cinematográficas de los autores más reconocidos del cine mundial, las películas celebradas en festivales alrededor del mundo, así como documentales y películas clásicas del cine.
  • Cinema Park: es el primer concepto de Entretenimiento Educativo – Edutainment en salas de Cine en América que, en colaboración con Fundación Cinépolis, busca generar cambios positivos en las personas con experiencias multisensoriales, interactivas y educativas en el cine a través de sus tours temáticos.
  • Cinépolis VR: son juego de realidad virtual especialmente diseñados para la cadena.
  • Cinépolis PLUS: no lo suficiente nice para ser VIP pero sí cuenta con salas más amplias y de butacas más suaves. Este concepto ya va de salida y quedan como dos en zonas que se sienten bien acá pero no.
  • TRADICIONAL: asientos reclinables y cómodos con estrechos pasillos que no descuidad higiene ni atención a sus asistentes.

En conclusión…

Al final del día todos somos simples borregos en el mundo del entretenimiento. Ya sea que prefieras Cinépolis o Cinemex, ambas compañías tienen lo suyo y por algo logran robar tu nómina en cuanto la depositan, lo que induce a la duda: ¿hay algo que quieran esconder? Quizá no tanto como malversación de fondos, pero ¿que hay de la experiencia especifica en esta o aquella sucursal? Estas ya serán preguntas para otro día. Por ahora vayan a donde más les plazca.



No sé cómo llegué aquí, yo solo quería comprar pan.


Déjanos un comentario