Momentos VL16: Castillo, Vicentico, Cordera

Por Gustavo Azem

La decimoséptima edición del Festival Iberoamericano de Cultura Musical Vive Latino tuvo la oportunidad de presenciar tres actos que el añoraba desde hacía unos meses y por voluntad del destino (o del señor Jordi Puig y compañía) se juntaron rápidamente por primera –tal vez única, no lo sé- ocasión. Se trata de tres vocalistas de famosísimas agrupaciones, pero en solitario: Clemente Castillo de Jumbo, Vicentico ex Los Fabulosos Cadillacs (LFC) y el antiguo frontman de Bersuit Vergarabat, Gustavo Cordera.

  • ¡EUREKA, CLEMENTE!

El cantautor regiomontano sorprendió a propios y extraños con su álbum debut Eureka, presentado oficialmente el 23 de abril en la Carpa Doritos. Los únicos previos que pudimos escuchar fueron los temas “Fantasmas” y el tributo a LFC “Calaveras y Diablitos”.

Las melodías van del reggae al funk, soul, jazz o country, géneros muy alejados al estilo característico de Jumbo. Las letras no escatiman en sentimentalismos pues apareció hasta una historia para niños (escrita junto a Gil Elguezabal de Buffalo Blanco) con conejos y ballenas, animales impresos, además, en las camisas que lucieron para la presentación.

Sobre el escenario le acompañó un quinteto compuesto por guitarra, bajo, batería, teclados y vientos (saxofón y clarinete) manipulados por músicos que se acoplaron sin error alguno para no opacar en volumen o protagonismo al cantante del proyecto.

Sin título

  • VICENTICO, UN EXTRAÑO EN CASA

El Foro Sol es un viejo conocido del argentino que desde los años 80 lidera a LFC, quienes han tocado para miles de personas en solitario o en el Vive Latino. La diferencia es que la nostalgia de su soledad le ganó a la música y la interpretación.

El argentino comenzó con los éxitos “Ya no te quiero”,  “Creo que me enamoré”, “Viento”  y “El rey del rock n roll”, cantadas únicamente por los fanáticos de su nuevo material, fieles seguidores del argentino. Continuando con nuevas versiones de “Siguiendo la luna” y “Basta de llamarme así”, coreadas por los miles de asistentes que se dieron cita en el escenario Tecate.

Mientras se escuchaba “Se despierta la ciudad” y “Sólo un momento”, la gente se dio cuenta de que no interpretaría más canciones de LFC, abandonando el estadio camino al escenario principal, donde se presentaría Café Tacuba unos 40 minutos después.

Cuando interpretó “Purple Rain” ya no quedaban muchos y enseguida finalizó la participación del intérprete con “Los Caminos de la vida”.  No tocaron “Esclavo de tu amor”, sencillo que se encuentra promocionando, se supone, ni muchas otras que sus fan from hell esperaban como “No te apartes de mí”, “Cobarde”, “Tiburón”, entre otras.

Una noche poco decorosa para el argentino que sin dejar huella vació el segundo escenario de más importancia tan rápido como se llenó para presenciarlo. Lástima, tiene un repertorio increíble.

  • LA CARABANA SE SIENTE

Minutos antes de su participación como última banda del Vive Latino, los fanáticos de Bersuit Vergarabat y su antiguo vocalista ya se amontonaban frente a la Carpa Doritos con globos y mantas que dejaban leer cordiales mensajes de bienvenida.

Después de ocho años sin pisar el Vive Latino, Gustavo Cordera se trepó a la tarima de un alejado escenario montado dentro de un campo de fútbol a los al rededores de la pista del Autódromo Hermanos Rodríguez para entregar la mejor presentación –me atrevo a decirlo- del domingo 24 de abril.

Poco importó el cansancio que revienta tus piernas tras dos días de festival, pues echando mano de sus composiciones con Bersuit, y temas de su proyecto solista, el argentino entregó a sus soberanos una noche de nostalgia, cumbia, baile y gargantas destrozadas. La caravana dejó sentir todo tu poderío.

“Mi caramelo”, “La bolsa”, “Perro amor explota”, “Canción para mi cabeza”, “hablándote”, “Sr. Cobranza”, “Un Pacto”, “Mi soberano”, “Asalto de cumbia”, “la bomba loca”, entre otras, concluyeron el festival a la perfección. Me cuestra trabajo imaginar, ahora, una mejor manera de ir a casa.



La Guía Definitiva de la Ciudad de México


Déjanos un comentario