Mon Laferte en Vive Latino 2017

Por Dante García.

El Vive Latino tuvo en Mon Laferte a un despiadado huracán que arrasó con todo a su paso. El público fue la pólvora y ella se convirtió en dinamita, capaz de arrastrar al llanto a través de su bestial interpretación tema a tema.

Y sí, su habilidad como letrista le trajo a México con el éxito como destino, pero sus gestos, su belleza y su pasión la convirtieron en un espectáculo infaltable dentro del escenario, al que conquistó apenas con un arranque tan desgarrador como su voz.

Mon Laferte. Vive Latino 2017.

Mon Laferte. Vive Latino 2017.


La chilena llegó a cada poro de sus fanáticos y sobre todo de sus fanáticas, que encontraron una nueva ídolo femenina que ya no pide nada a los más grandes nombres de la escena latinoamericana, incluido el de Julieta Venegas, también presente en el mismo festival.

El premio mayor para Monserrat fueron los gritos y palmas que le rindieron tributo en cada una de sus canciones, unas más coreadas que otras, pero quien no cantó le estudió a fondo, cada paso de baile, cada gesto y cada puntual interacción.

Esta fue una noche especial para Laferte, que vistió de un pálido rosa y a manga larga, como de gala para la presentación que reafirma su crecimiento en el poder de convocatoria, una dura afrenta luego de haber pisado los majestuosos escenarios de Viña del Mar y el Auditorio Nacional.

#vivelatino #vl17 #amárrametour foto @luissaviless

A post shared by mon laferte (@monlaferte) on

Las razones serán variadas, pero en México encontró la fortuna que no llegó a tiempo en su país de origen, ahora contagiado por la energía que profesa desde el antiguo Distrito Federal hasta Valparaíso, donde creció junto a sus sueños de convertirse en una estrella.

Intrépida, Mon ha puesto todo de su parte para crecer sin límites durante poco más de dos años, tiempo en el que pasó de buscar un lugar entre escenarios estudiantiles hasta reunir a miles de espectadores, que también se pusieron a bailar junto a un lujoso invitado: Juanes.

El fenómeMON Laferte viaja en metro, se convirtió en un placer común entre jóvenes adultos y corazones rotos, que ya le identifican desde la primera nota y a cada sonido que emana su siempre dulce y audaz voz, ya inconfundible para rockeros y no tanto.

#vivelatino #vl17 #Amárrame #amárrametour #juanes @juanes Foto @nazapf

A post shared by mon laferte (@monlaferte) on



No soy guapo como Brad Pitt ni simpático como Chespirito.


Déjanos un comentario