Museo Soumaya – Museos

Denise López

Brillante y asimétrico por fuera. Seis niveles de arte multidiverso por dentro. Así es el Museo Soumaya Plaza Carso, una de las construcciones más vanguardistas y famosas de nuestro Distrito Federal.

Son las más de 16 mil placas de aluminio hexagonales que recubren la figura irregular, aunque en realidad pareciera que flotan mágicamente alrededor del edificio. Además, el perímetro se encuentra decorado con rosas coloridas, las cuales suavizan aún más la estructura metálica… ¿No es el escenario perfecto para tomarse una selfie?

¿Cómo recorrerlo?

Después de atravesar la puerta giratoria —y no te quedes atrapado(a) en el intento— te pedirán que pases por el detector de metal y dejes cualquier bolsa o mochila voluminosa en paquetería. Se recomienda que a continuación te dirijas a los elevadores y subas hasta el sexto nivel. Confía en mí, es la mejor manera de admirar las obras de arte; sin mencionar que eso lo convierte en un museo muy accesible y cómodo para aquellos que ocupan silla de ruedas.

Si sigues mi consejo, el orden en el que verás las salas es el siguiente:

  • Sala 6: La era de Rodin. Está repleta de esculturas románticas, humanas y fantásticas. Una gran parte pertenece a Rodin, mientras que el resto del espacio lo complementan otros artistas de renombre, como Salvador Dalí.

  • Sala 5: Sophia Loren. México. Ayer, hoy y mañana. La vida en Hollywood la componen tu colección de estatuillas, reconocimientos en todos los idiomas, los vestidos más glamorosos y, por supuesto, tu hermoso rostro en todas las portadas. Si lo tuyo es vivir el cine al máximo, no te puedes perder este espacio temporalmente dedicado a la actriz italiana Sophia Loren.
  • Sala 4: Del impresionismo a las Vanguardias. La sutileza de los artistas en esta sala harán que tus ojos queden embelesados por sus paisajes. Los colores vivos y los trazos suaves predominan en este piso.
  • Sala 3: Antiguos Maestros Europeos y Novohispanos. Ángeles, hermosas musas, caballeros en su armadura, santos y vírgenes te harán comprender cuál era la percepción de la belleza en los siglos XIII y XIX. Las técnicas en ese entonces fueron una innovación, por ejemplo, la reproducción del color dorado en las pinturas.
  • Sala 2: Asia en Marfil. El antiguo Oriente nunca deja de sorprendernos, en este caso, el detalle con el que tallaron cuernos de elefantes para representar figuras humanas, e incluso ciudades completas, me deja completamente absorta. Puedes admirar también los biombos y textiles decorados con esmero y perfección.
  • Sala 1: De oro y plata: artes decorativas. Regresando a la época de la Nueva España, en este espacio podrás ver objetos de la vida cotidiana hechos con metales valiosos, cuya mera intención es darle funcionalidad a las obras artísticas.
  • Vestíbulo. Aquí encontrarás al famosísimo Pensador de Rodin, entre otras esculturas; así también podrás apreciar encantadores murales, como el de Rufino Tamayo y el de Diego Rivera. Para esta etapa tu vista habrá quedado bien consentida, pero no te olvides de visitar la tienda de recuerdos, la librería ni el Aula Digital Telmex (recuerda que este museo es un regalo de Carlos Slim).

La forma más rápida de llegar a Plaza Carso es tomando un microbús que parte de una base enfrente de Metro San Cosme y se dirige al Toreo. El Museo Soumaya te espera todos los días con las puertas abiertas de 10:30 a 18:30 horas, así que no hay pretexto porque además ¡la entrada es gratis!

Visita su página web para mayores informes

¡Gracias por tu visita, hasta la próxima!

 

 

 



La Guía Definitiva de la Ciudad de México


Déjanos un comentario