Natalia Lafourcade-Música

Claro, no nació en el Defectuoso, pero la mayor parte de su adolescencia y crecimiento tanto académico como artístico y creativo los vivió en la Ciudad de México, es por eso que le dedicamos esta entrada a una de las artistas más importantes de la escena musical en México.

Por Gustavo Azem


Natalia Lafourcade vio la luz un 26 de febrero en la ciudad de Coatepec, Veracruz. Desde su nacimiento cargaba con el arte en la sangre, pues su padre es clavecinista y organista, su madre toca el piano y su tío es un famoso escritor chileno de la década de los 50.

Sus estudios musicales los cursó en la Academia de Música Fermatta del Distrito Federal junto a Ximena Sariñana, Juan Manuel Torreblanca y Alonso Cortés, quien años más tarde se convertiría en el baterista de su primer proyecto musical.

En el 2002 y  con el auspicio de Sony Music Entertainment México, lanza su primer disco: un homónimo con 12 canciones, un remix y una versión acústica. Los sencillos elegidos para promocionar este material fueron “Busca un problema”, “En el 2000”, “Te quiero dar” y “Mírame, mírate”. El sonido es muy pop con tintes de rock y bossa-nova de vez en cuando. Hay muchas baladas, miel, cursilería.

Tres piezas de ese disco se incluyeron en el soundtrack de la película mexicana Amarte Duele (2002), donde Natalia participó, además, con la canción principal de mismo nombre y un dueto con León Larregui en el tema “Llevarte a marte”. Asimismo se incluyó su tema “Un pato” en el filme Temporada de Patos (2004).

En el 2005, ya como Natalia y La Forquetina -integrada por Alonso Cortés, Cesar Chanona y Yunuen Viveros-, lanzan su elepé Casa, con la producción de Emmanuel del Real (Café Tacuba). “Ser humano”, “Casa”, “Cuarto encima” y “Piel Canela” (incluída también en el tributo a Germán Valdés ‘Tin Tan’) fueron los sencillos. En el 2006 la agrupación se desintegró.

Dos años más tarde Natalia lanza su primer material como solista (CD+DVD) y se trata de un disco instrumental con la participación de la Orquesta Sinfónica Juvenil del Estado de Veracruz. El título es Las 4 estaciones del amor y está dividido en cuatro actos: primavera, verano, otoño e invierno.

En 2009 lanzó al mercado su cuarto elepé. Hu Hu Hu es el título y “Ella es bonita”, “Cursis Melodías” y “Hu Hu Hu” fueron los sencillos. Artistas como Julieta Venegas, Carla Morrison, Juan Son, Leonel García y LoBlondo participaron en el disco o la presentación del mismo en el Teatro Fru Fru.

Para promocionar el material, Natalia emprendió una gira que comenzó con 14 días en Japón (donde hizo presentaciones acústicas y grabó un documental de su estancia incluido en la reedición de Hu Hu Hu) que luego se extendió por Sudamérica, Europa, Estados Unidos y finalizó en la doceava edición del Festival Vive Latino en la Ciudad de México.

Mujer Divina. Homenaje a Agustín Lara, el quinto elepé de la veracruzana, se presentó en el 2012 como un disco doble con un DVD grabado desde los estudios de Sony. Entre los invitados a participar en este tributo destacan Miguel Bosé, Leonardo de Lozanne, Gilberto Gil, Jorge Drexler, Emmanuel del Real, Lila Downs, Devendra Banhart y DLD. “Fugitiva” a dueto con Kevin Johansen fue el sencillo promocional. Este disco recibió en 2013 platino y oro por más de 90,000 copias vendidas a lo largo de la república.

En marzo del 2015, Natalia Lafourcade lanzó en México y Estados Unidos su sexto material de estudio, Hasta la raíz y el 9 de junio se presentó simultáneamente en España, Italia y Brasil. Para presentarlo, la cantautora veracruzana ofreció tres conciertos Sold Out en el Teatro Metropólitan de la Ciudad de México.

El elepé incluye 13 canciones de las cuales se eligió “Nunca es Suficiente” y la que da nombre al material como sencillos. Para ello se editaron un par de videoclips y dos ‘microdocumentales’ que muestran el proceso de producción y preproducción que la artista vivió durante la grabación de éstos, mismos que en poco tiempo se colaron en las 50 canciones más escuchadas de Spotify México y no tardaron en  aparecer en la lista global. Además, el disco se convirtió en oro con más de 30 mil copias vendidas a tan sólo un mes de ser puesto a la venta.

Yo apenas me hice fanático, no hace mucho que escuché todo su material y a excepción del homenaje al señor Agustín Lara -mi más grande ídolo-, encontré muchas cosas dignas de resaltar: excelentes ritmos, buenas composiciones, un minucioso y buen trabajo de estudio, perfectos ensambles y una notable evolución de sonidos disco tras disco. Si eres de los que no conoce su legado, te recomiendo que lo hagas de inmediato.



No soy guapo como Brad Pitt ni simpático como Chespirito.


Déjanos un comentario