Pulquería Nomás no llores

El calorcito de la primavera, ya nos invade en nuestra gran capital, ¿qué tal unos ricos pulques? Para refrescar esos cuerpos, darles el plus de energía y la mejor forma de venerar a los sabios antiguos de las raíces mexicanas.

Ahora nos fuimos a uno de los lugares con mayor tradición en Xochimilco, la pulquería Nomás no llores. El Sr. Mendoza lo fundó hace ya alrededor de 5 décadas y desde entonces ha visto la evolución de este pueblo empapado de tradiciones.

Por Kary Terrazas

La forma más fácil de llegar es tomar el tren ligero a la estación Tepepan, de ahí preguntar a algún lugareño sobre la pulquería y segurito te dirán todo sobre el lugar. Los que ya la han visitado prefieren cargar con toda la banda.

Al llegar al callejón Galeana, pensarás que es broma que ahí exista un lugar bien conocido, pero la música al son de “dices que ya no me quieres ca… Eso ya lo sabía” hasta el de “…esas son puras mentiras, esa noche yo no andaba ahí”, te sacarán de la duda.

La entrada, tiene un pictórico letrero con el nombre del establecimiento, unas puertas de cantina y a un costado una ventana para venta del pulque para llevar.

Aunque el ambiente del lugar te invita a pasar y disfrutar de un escenario que poco a poco se pierde, una pulquería tal como en la época en que Villa hacia paradas entre sus viajes en alguna pulquería para refrescarse junto con toda su tropa.

Las mesas de madera acomodadas alrededor, pintadas de azul, creado un espacio ideal para el baile, en ocasiones el suelo es rellenado con aserrín para darle el toque especial y no sólo eso, el aserien absorbe restos de pulque que se llegue a derramar y así evitar accidentes.

Siguiendo con el estilo, cuenta con una rocola con temas para todos gustos y traumas. Es por ello que se han dado cita infinidad personajes desde el director técnico Miguel “El piojo” Herrera, hasta comediantes como Carlos Eduardo Rico.

ESPECIALIDADES

Se destaca por traer pulque fresco desde Tlaxcala, proveedor que ha sido protagonista y causante del éxito. Entre los más solicitados se encuentran los curados de: jitomate, avena y piña a sólo 35 pesos, el pulque blanco en 25 pesos. El día más prendido es el viernes, ofrece más sabores de curados como ya sea de mango o el ya famoso “ensueño” a base de fresas, zarzamoras y yogurt natural.

Que no te de pena entrar, “aquí llegan personas de todo tipo, pero en especial chavitos de la ENAP, algún CONALEP, el Colegio Madrid y el Tec de Monterrey “afirma Héctor Mendoza.

Anímate a conocer un rincón de nuestra capital, si no te gusta el pulque puedes pedir cerveza, y convivir sanamente Abierto de 8 de a mañana 8 de la noche por aquello de salir “enpulcados” y molestar a los vecinos. Exactamente se encuentra en Callejón Galeana entre Niños Héroes y Cinco de Mayo, y no olviden probar la salsa lista desde tempranito para uno deliciosos tacos de salsa con un buen curado, eso sí “nomás’ no lloren”.



La Guía Definitiva de la Ciudad de México


Déjanos un comentario