Pulquería Santa Solita

¿Te dicen tus amigos, vamos a la pulquería y pones cara de “¿yo, pulque? ¡Qué asco!” Lee lo siguiente y tal vez quieras saber por ti mismo, si vas y pruebas o te quedas con las ganas.

Durante años, se relegó para unos cuantos el consumo de la bebida que fuera el manjar de los dioses prehispánicos y el producto más consumido en la etapa colonial por todas las clases sociales.

Por Karina Terrazas

Muchos pronosticaban que desaparecería y no sabríamos de su existencia más que en los cartones políticos existentes de Posadas; pero hoy se adapta a este tiempo e impulsado por el gusto de los jóvenes, el pulque,  ya se codea con otras bebidas que en algún tiempo lo desplazaron.

Tal es el caso de Santa Solita,  una forma nueva  de presentar el pulque  para que lo conozcan y no se queden con las historias que todos dicen, ubicado en el corazón del Centro de Tlalpan, ofrece a sus visitantes un espacio acogedor para ir con los cuates, el novio  o quien desees y pasar un rato agradable.

 Al entrar se aprecia un ambiente rústico, mesas de carretes y floreros de botellas de cerveza con flores coloridas que son retirados para dar paso a  totopos con salsa verde en  platos de peltre. En el fondo se encuentran unas escaleras de caracol que se dirigen a un tapanco, donde hay sillones para estar más cómodo. El ambiente está a cargo de  música para todos los  gustos, desde  rock clásico hasta cumbias bailadoras.

EL PULQUE

Como buena pulquería ofrece un producto de calidad, de la misma región que abastece al 95% del pulque que se consume en la ciudad de México, la Hacienda de Nanacamilpa, Tlaxcala.

Sí, es surtido por esta importante Hacienda pero se distingue por el  gusto de experimentar con el sabor, darle la vuelta a lo ya establecido y crear así “Los especiales”, curados de sabores que cambian según la temporada.

Con dos años y medio de establecerse ofrece especialidades como: Cacahuate, lima, apio, chocolate, hierbabuena, pepino con ginebra, ron con coco, vino, ¡y hasta de chile ancho!

PARA ACOMPAÑAR

 Se busca darle alternativas al cliente para acompañar su rico pulque mediante un menú “Entraditas coquetas”, que cambia sus platillos según la temporada para tener ingrediente frescos y variados. Puedes encontrar caldo de pollo, bistec en salsa morita, caldo de pescado, pan casero y ¡tostadas de guacamole con chapulines!

Para saber debes probar. ¡Aprovecha! Si estás por el sur pide tu cuarto de pulque con tu entradita coqueta por $95 y disfruta del placer de los dioses. Y  si no te convences con el pulque, puedes pedir una cerveza desde $25, también hay variedad. O un vino tinto sin necesidad de salir a otro establecimiento por no entrarle al pulque y  te hagan bullying tus amigos.

Abierto todos los días (excepto el lunes), exactamente en la calle Francisco y Madero #16-B, colonia centro de Tlalpan, delegación Tlalpan.



La Guía Definitiva de la Ciudad de México


Déjanos un comentario