¿Qué crees? ¡Estoy embarazada! – La Casa de Asterión

Por Fernando Vixtha / @FerVixtha / fernandovixtha@capitalinoerrante.com

―¡No manches! ¿Cuándo te enteraste?

―La semana pasada fui a al doctor con Brayan, y ahí nos confirmaron nuestras sospechas.

―¡Ay amiga!, no sabes cuánto lo lamento; y  justo ahora que nos falta un año para terminar la prepa. ¿No has pensado en abortarlo?

―¡Estás loca o qué! Un hijo es una bendición de Dios… Además abortar es pecado, yo no voy a irme al infierno por seguir estudiando, ni falta que hace estudiar. ¿Te acuerdas de mi tío Luis?

―¿El que es taxista?

―Sí, pues él estudió para abogado, siempre fue muy inteligente y ve, con su título no pudo conseguir trabajo.

―¿Y ya pensaron cómo van a mantener al niño?

―Claro, el tío de Brayan trabaja en un Oxxo, él puede meterlo.

―¿Y dónde van a vivir?

―¿Eres policía o qué?

―¡Perdón!, ya sé que son muchas preguntas pero, ¿cómo se les ocurrió tener un hijo sin haberlo planeado? Brayan es un nini, tú lo has visto. Todos los sábados está borracho en la tienda de doña Rosa. ¿Apoco crees que él va a ser un buen padre?, ¿no te das cuenta de que estás arruinando tu vida?

―Yo creía que eras mi amiga. ¿Cómo te atreves a decirme esto? De seguro estás celosa porque tú nunca has podido tener novio. Y para que lo sepas Brayan ya me prometió que va a cambiar y vamos a vivir en casa de sus padres… Además es mi vida y yo hago con ella lo que quiera. ¡Yo estoy feliz y eso me basta! Brayan es el hombre de mi vida, y por él lo dejo todo. Iba a pedirte que fueras mi madrina, nuestra boda es en tres meses; ya sabes, antes de que se me note la panza, pero creo que será mejor que no vayas. Hasta nunca Gabriela.

Zaira cuelga el teléfono y se pone a llorar. Tan ilusionada que estaba porque su mejor amiga conociera a su bebé. ¿Qué me pasa? ¡Las princesas no lloran! Se dirige al baño, se limpia la cara y después comienza a maquillarse porque hoy es viernes y el cuerpo lo sabe.

 

¡Listo! Por fin escribí otro exitoso capítulo de “vida de mexicanos”. ¡Soy un genio! A la gente le encanta que le escupan las verdades en la cara; incluso… Les da risa.



La Guía Definitiva de la Ciudad de México


Déjanos un comentario