Quilmes y el sabor de Argentina en un churrasco – Diente de León

Por Sergio Romero


La primera vez que pisé este restaurante, en el cumpleaños de una tía, me quedé completamente sorprendido y a la vez molesto por desconocer que uno de los distintivos no solamente de comida, sino de cultura argentina en general, estuviera en nuestro país y jamás me hubiera dado cuenta.

Para aquellos amantes de los deportes, el nombre de Quilmes puede representar aquel estampado en el centro de playeras como la de Boca Jrs, River Plate, Manchester United, Peñarol y Barcelona entre otros.

Para los que no son amantes del futbol, les contaré que estos equipos son gigantescos para el deporte de la patada, ganadores, y ya adivinarán, para nada baratos de patrocinar.

Pagar millones de pesos para que tu marca aparezca en uno de los mejores clubs del mundo es un restaurante que definitivamente no cualquier restaurante se puede dar, pero Quilmes si, y lo hace gracias a la enorme calidad que tiene, que le ha valido la fidelidad de miles de clientes en Argentina y el resto del mundo.

El nombre, por cierto, viene de su ciudad de origen en el país de los Ches, que a su vez era el nombre indígena de una tribu que habitó en la provincia de Tucumán.

Este restaurante también vende la mejor cerveza de Argentina, que lleva el mismo nombre, y posee el Quilmes Atlético Club, el equipo de futbol más viejo de todo el continente americano.

Entre lo que puedes, y debes disfrutar, se encuentra el churrasco –algo así como la nalguita de la vaca-, la arrachera y la carne al horno.10891514_10203367018035448_430803561899712843_n

Sus cortes son deliciosos, jugosos y definitivamente increíbles, pero esto no significa que sea un lugar donde solamente vayas a poder comer carne.

Este restaurante se destaca por sus pastas, como los ravioles con cuatro quesos, que si bien pueden llegar a ser algo empalagosos, son una de las máximas atracciones del lugar.

Ahora debo confesar que Quilmes es principalmente conocido como una pizzería, y que no pueden perder la oportunidad de probar una de las maravillas que hacen con masa y salsa, entre las que se destacan la pizza serrana, que tiene el representativo jamón español, mozarella y queso de cabra, o la de cuatro quesos.

De beber lo más recomendable sin lugar a dudas es la piñada o el clericot, que tiene un sabor dulce y amistoso.
Hablando de cosas amistosas, está el precio. Una vez un amigo me dijo que debería escribir sobre lugares baratos para ir a comer, y tiene razón, también los he puesto aquí mismo, sin embargo hay algo que debo decir: NO SEAN MARROS. Ahorren un poco, nada es gratis en esta vida, en realidad los precios de Quilmes son bastante accesibles si los comparamos con otros lugares del mismo tipo. Apróximadamente gastan unos 200-400 pesos por comer bien, dependiendo de lo tragones que sean, además de contar con platos para compartir con otras personas.

Por cierto, si se convencen de ir, no olviden pedir el pastel rioplatense hecho de chocolate, o el flan de la nona, que es igual al flan de la abuela en Casa de Toño.

Podrán encontrar este restaurante en la plaza de Galerías Coapa, La Condesa, Atizapán, Coyoacán y La Cúspide, aquí busquen el más cercano.

Así que ya saben Errantes, si no tienen idea de a donde llevar a su novia para este catorce de febrero, guarden su Pronambres, no sean marros, los videojuegos pueden esperar, y llévenla a comer una nalguita de vaca a Quilmes –eso sonó mejo en mi mente-, les juro que no se arrepentirán.



La Guía Definitiva de la Ciudad de México


Déjanos un comentario