Supermensch: la leyenda de Shep Gordon – Cine y Teatro

Por Julio Ramírez /@10julio_rami / julioramirez@capitalinoerrante.com

¿Buscas fama y dinero?, pero que no saben ¿dónde empezar? o ¿cómo hacerlo?, entonces, este documental, es para ustedes.. Sí, en una de sus noches llenas de alcohol y drogas, se pueden topar con la única oportunidad que tienen en sus vidas de entrar al mundo de ‘Sex, Drugs and Rock and Roll´.

Gordon con apenas 22 años era la oveja negra en la familia. Un días de suerte cayó en el ‘Landmark Motor Hotel´ y su mejor amigo –un hongo alucinógeno- hicieron de las suyas, salvando a una mujer que estaba siendo violada, pero sólo recibió un golpe de la dama. Horas después se dio cuenta que era Janis Joplin teniendo sexo con Jimi Hendrix.

Mientras Shep fumaba mariguana en un sofá con Joplin, Jim Morrison y Hendrix, llegó Alice Cooper y como caído del cielo, le ofreció ser su mánager sin tener referencia alguna del chico de veinteañero –hizo su parte, la actitud es lo que importa-  a cambio de unos gramos de hierba. Desde aquél momento, Cooper sabía que Gordon era la persona indicada para la industria.

Para poner en el radar a Cooper, Shep implementó actuaciones memorables basándose en la premisa de provocar el odio de los padres. Inmediatamente, los shows de Alice se abarrotaban por jóvenes rebeldes que querían desafiar a la autoridad. Provocación para ser arrestado, manipulación de medios masivos de comunicación y engaños a la gente, posicionó a Cooper en el Top Ten de los temas más solicitados, y no sólo a Alice, también a todos sus clientes.

Cabe recalcar que Gordon manejó a diferentes tipos de artistas, Pink Floyd –nueve días-, Alice Cooper, Luther Vandross  y Teddy Pendergrass. Su visión jamás se quedó estancada. Creó la primera productora de cine independiente en EE.UU, la llamada: Alive Films.

Su amplia gama de recursos no paró ahí que, hasta manejó a un grupo de Chefs, observando la rendija adecuada en el ámbito de la comida para hacer crecer a sus dirigidos.

“Hago gente famosa, es lo que hago”, y claro que lo lograba. Para sorpresa de muchos, se semi-retiró, un tipo de jubilación –siguió manejando a Cooper porque eran como familia, hermanos del alma-, Gordon, estaba fuera.

Su visión para implementar nuevas herramientas como representante, el sentido de protección y amabilidad que le ofrece a toda persona que lo conoce, son rasgos que caracterizan al carismático, Shep Gordon, fiel creyente del karma.

Si piensas obtener fama y llegar hasta los más alto, anímate, bien dice Shep que la fama no trae nada saludable. Entonces, sí se puede. Con dirección de Mike Myers, producción Beth Aala, fotografía de Andreas von Scheele, Michael Pruitt-Cruun y edición de Joseph Krings, nos muestran este documental que no sólo plasma la historia de vida, proyecta la diversión de la misma.

“Viví la vida de todos mis clientes, pero jamás viví la mía. Todos piensan que la fama te trae felicidad y dinero pero, lo que menos te trae es felicidad”.  Shep Gordon is a mensch, The supermensch.

Gracias al Festival Ambulante 2015 por dejar a Capitalino Errante ser parte de su décima edición. El documental entra en la sección Reflector de ¡Oh 10!.



La Guía Definitiva de la Ciudad de México


Déjanos un comentario