Teoría del Color – La Casa de Asterión

Teoría del color

Por Fernando Vixtha

I

Tengo un color en mi cabeza que no tiene nombre. Apareció en mi cumpleaños y el día que hicimos el amor. No es verde ni morado. Lo he visto en documentales de la vida submarina y en estrellas fugaces. Es un color que escondí muy dentro de ti para que nadie lo distinga. No es rojo ni naranja, es más bien parecido al silencio. No es negro ni es blanco. Creo que es el color de Dios.

II

   El hombre blanco llegó y  nos ofreció perfumes, espejos. Le dimos nuestro oro, nuestra tierra y nuestras mujeres. Sus cabellos eran dorados, eran dorados los cabellos del hombre blanco. Blanco con dorado. Dioses a caballo, líderes natos, machos alfa, nosotros aprendimos a nombrar lo que ellos nos decían.

Nos conquistaron, nos enamoraron, nos sometieron. Nuestras mujeres fueron suyas y nosotros fuimos (¿somos?) sus esclavos. Mestizos, mulatos, grises, negros, amarillos y cafés. Nunca blancos. ¿Pero qué pasa cuando nada de esto es real?

III

Me puse un vestido azul y para ti fui una mujer blanca. Me hiciste el amor como negro y te comencé a teñir con mi arcoíris

IV

Ayer en el planeta azul un hombre de color fue elegido presidente. «¡Fraude! ¡Injusticia!», Gritan los hombres descoloridos.

V

Llegué al paraíso y aquí nadie tiene color. Aquí la discriminación no existe.
el vestido que cambia de color





La Guía Definitiva de la Ciudad de México


Déjanos un comentario