Una semana… ¡nada más! – de Escenarios y Pantallas

 

Sergio Romero / @sr24_182 / sergioromero.capitalinoerrante.com

¿Alguna vez te has preguntado cómo se siente “juntarse” con tu pareja?

Todos hemos experimentado esa sensación, cuando las horas a lado de tu ser querido se pasan rápidamente. Ves a tu novio o novia al mediodía y en un parpadeo ya son las diez de la noche y se tiene que regresar a su casa. Se te va el poco tiempo que tienes en echar pasión, y nunca les da tiempo suficiente para ver la película planeada –o para echar más pasión-. Siempre andan a las carreras por el tiempo, la extrañas entre semana y simplemente quisieras que estuviera cerca más tiempo.

Quisieras que vivieran juntos, pero a la vez te da miedo que de pronto ya no tengas tiempo de salir con tus amigos, jugar videojuegos, tener tu recámara hecha un desmadre, acostarte y levantarte tarde, tirarte un pedo con confianza, y un sinfín de actividades que sueles disfrutar –sí, las mujeres también hacen todo lo anterior-.

Por el otro lado, si ya eres un valiente que dio el siguiente paso en su relación y se juntó –Dios te bendiga-, sabrás con certeza que no todo es miel sobre hojuelas al vivir en compañía y, a pesar del amor, hay momentos en los que la paciencia se agota y aquellos defectos que no solías notar, de repente se han vuelto enormes en tu pareja.

De esto trata la comedia teatral “Una semana… ¡nada más!”, escrita por el francés Clément Michel, -autor de “La caja”, obra que hace poco se estuvo presentando en México-, dirigida por Mauricio Galaz, y protagonizada por Ricardo Fastlicht, Ricardo Margaleff y Violeta Isfel –sí, “la Divina” de Patito-.

Foto: Internet

Estrenada en México el 9 de abril, la historia atrajo la atención de las personas por el humor y ligereza con que se refleja la vida en pareja, donde más de uno se ha sentido identificado.

Sin mayor pretensión que entretener, contando una historia divertida e impregnada de humor negro, esta obra ya ha superado las cien representaciones en México, volviéndose una de las favoritas dentro del público.

La trama se desarrolla en un departamento cualquiera donde Paul y Sofía, tras cuatro meses de vivir juntos, desarrollan emociones completamente diferentes.

Sofía se siente feliz y enamorada, creyendo que las cosas no pueden estar mejor en la vida de pareja, mientras que Paul se ha ido desilusionando poco a poco hasta llegar al hartazgo.

Desesperado por no saber cómo deshacerse de su novia y conservar el departamento, Paul le pide a su mejor amigo Martín, -un joven muy noble al que no le gusta contradecir a los demás, ni meterse en conflicto-, que se mude con ellos por una semana… nada más, con el pretexto de que la mamá de éste, acaba de fallecer.

 

La idea es que Sofía termine por desesperarse y se vaya, sin embargo, las cosas comenzarán a salirse de control, alejándose de todo lo que planeaba Paul. Poniendo en riesgo todo el plan e inclusive, la relación que tiene cada uno de los personajes.

El afán de conseguir el engaño exitoso, ocasiona más de una chusca situación –y más mentiras- que pondrán en problemas a los personajes, arrancando la risa de todos desde la primera escena.

La obra se presenta en un teatro chico–en el hotel N.H., ubicado en Liverpool #155, colonia Condesa, a 5 minutos del metro, o metrobús Insurgentes-, donde también se llevan a cabo otras obras importantes como “Los monólogos de la vagina”.

Este pequeño escenario fue escogido para representar de mejor manera la intimidad de un departamento y la vida en pareja, la cual se ve amenazada con la presencia de Martín. Gracias a esto, el público realmente se siente parte de la obra, teniendo gran cercanía con los personajes y el escenario, además de un sonido adecuado.

Los precios van desde los 250 –en “el gallinero”, como dice mi mamá-, hasta los 400 pesos si los compras en taquilla, o con un cargo extra si los consigues por Ticketmaster. No es ningún secreto que las obras de OCESA son caras, pero también garantía de una buena historia y excelentes actuaciones que te harán salir satisfecho y hasta querer regresar.

Júntale para que te lleves a tu pareja a reír un rato, burlarse de ustedes mismos y pasar una buena velada.

¡No olvides compartir y comentar!, te espero la próxima semana en este espacio, de Escenarios y Pantallas.

descarga



La Guía Definitiva de la Ciudad de México


Déjanos un comentario