Veo Muertos: Punk Attitude

Tenía los audífonos bien puestos y muy adentro de las orejas, hasta me lastimaban. Mis amigos me atraparon mientras cantaba, casi a gritos, una pieza que dice: “a mi me gustan los hombres y no lo voy a negar”. Imagino la cara que tenían antes de propinarme un zape y decirme joto hasta el cansancio. La verdad es que sólo escuchaba a una de mis agrupaciones punk favoritas: Veo Muertos.

Por Gustavo Azem

Este cuarteto de rock nació en una habitación de madera ubicada en Cuautitlán, Estado de México, gracias a Kite y Alex (a.k.a Esewey). Todo comenzó con unos jingles para un comercial de tenis que poco a poco se convirtieron en una canción. Su objetivo nunca fue hacer una banda, sólo se juntaban para tocar y divertirse un rato, pero pronto se unieron Yared en el bajo y Anuar en la batería para componer las siguientes piezas y el proyecto tomo seriedad.

Al poco tiempo de su formación ya tocaban en foros, bares y talleres de toda la Ciudad de México y también empezaron a sonar en Reactor 105.7, la estación obligada de los rockeros en el Distrito Federal.

Tras la insistencia de amigos, conocidos y familia, decidieron grabar su primer disco Tu Cola, mismo que salió a la venta en diciembre del 2006 en formato físico y en plataformas digitales. Este material contiene diez temas originales y un acústico del sencillo “A mí me gustan los hombres”, “Chica de Pelos”, “Mi hermana Golpea a mi madre” y aquella que le da nombre al disco le siguieron. La cantante Mayumi Toyoda y el saxofonista Diego Maramoto participan en un par de canciones.

El sonido es rock, es punk, pero también hay algo de folk en “Guerra del colchón”, una evidencia reggetonera-chida-buenaonda en la pieza “Marla” y un poco de surf en el track “Bang”. Las guitarras suenan muy distorsionadas y potentes; los tamborazos enérgicos y en cuatro cuartos: clásico del punk y las pisadas del bajo no se limitan al acompañamiento de la canción, también hace riffs y le otorga cambios interesantes a los temas.  La voz es chillante, irrita: ideal para sus divertidas letras.

Los temas que tocan son la homosexualidad, violencia intrafamiliar, los riesgos de no pagar lo que debes, mujeres interesadas, la infidelidad, los colados de las fiestas,  el extrañar a un gran amor y peligrosos asaltos, siempre desde una perspectiva cómica.

Antes de su siguiente material discográfico la banda se dedicó a promocionarse y participaron en festivales como el Vive Latino, Música Para los Dioses o Brutalmente Playero. También se presentaron en el Lunario del Auditorio Nacional, el Imperial, Foro Alicia, el cuarto aniversario de Dixo.com y Casa del lago, donde alternaron con agrupaciones como 2 Minutos, Seis Pistos, Yucatán A Go Go, Yokozuna, HKBO, Babasónicos, Thermo, Hummersqueal, entre otros.

En 2009 llegó su segundo disco Huele a Fresaconformado por 11 tracks originales y entre los que destacan los sencillos “Huele a Fresa”, “Bebé Punk” y “Buenas Chambas”, Jessy Bulbo prestó su voz para ésta última. El punk y el rock regresan más violentos que el material anterior. Hay más albures, más groserías, más ataques directos a esas bandas que suelen disfrazarse de no sé qué, más enojo y, claro, consejos para que todas las féminas utilicen sus atributos para abusar de la buena voluntad de los hombres. Por ahí aparece, además, una balada rockanrollera y anti-romántica  llamada “La conocí” y hasta una canción católica-apostólica-romana de título “Estoy seguro”.

También se pueden encontrar en el Youtube tres canciones que nunca aparecieron en sus materiales de estudio. La primera es “Mi nintendo DS” -en conmemoración a su consola de videojuegos-; la segunda es “Transformers” -inspirada en el lanzamiento de la segunda película de la saga con el mismo nombre-, y la última se trata de “Yo quería ser mariachi”, basada en “El son del dolor”, original de Cuca y editada para el podcast Ardor de cola de Olallo Rubio.

Vale la pena darles una escuchada, pero si esperas verlos en vivo te quiero avisar que Veo Muertos ya desapareció. Se esfumaron. Ahora son standuperos, oficinistas, chalanes, delincuentes o quién sabe. Ojalá los tengamos de vuelta algún día.



No soy guapo como Brad Pitt ni simpático como Chespirito.


Déjanos un comentario